mayo 26, 2024

La potencia literaria de Sor Juana Inés de la Cruz


Por Soledad Buendía Herdoíza -.


Sor Juana Inés de la Cruz, una de las más importantes escritoras novohispanas y gran exponente del siglo de oro de la literatura española, nos dejó no solo su legado literario, sino también su lucha incansable por la igualdad y el reconocimiento de los derechos de las mujeres. Nacida en 1648 en lo que hoy es México, murió el 17 de abril de 1695. Desafió las normas de su tiempo, destacándose como una voz poderosa y adelantada a su época.

Su obra sobrevive en los anales de la literatura hispana y arroja luz sobre su potencia feminista. Desde temprana edad Sor Juana demostró una necesidad insaciable de conocimiento, desafiando las expectativas de una sociedad que limitaba el acceso de las mujeres a la educación. Su famosa frase: “hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis”, de su obra Respuesta a Sor Filotea de la Cruz, resuena aún hoy en día como un grito de justicia contra la hipocresía y el doble estándar de género.

En su tiempo las mujeres eran relegadas al ámbito doméstico, consideradas como seres sin capacidad intelectual. Sin embargo, Sor Juana desafió esta noción en cada verso que escribió. En su poesía criticó la misoginia arraigada en la sociedad, exponiendo la injusticia y el absurdo de las restricciones impuestas a las mujeres.

Otro ejemplo se encuentra en Redondillas, donde escribe: “en perseguirme, Mundo, ¿qué interesas? ¿En qué te ofendo, cuando solo intento poner bellezas en mi entendimiento y no mi entendimiento en las bellezas? “. En estas líneas cuestiona el papel asignado a las mujeres como meros objetos de deseo, proclamando su derecho a buscar el conocimiento y la belleza intelectual.

En su obra El sueño retrata el mundo al revés, donde las mujeres ocupan los roles de poder y los hombres los de sumisión. Esta inversión satírica de los roles de género revela su profundo entendimiento de la realidad que enfrentaban las mujeres y su deseo de un mundo donde el género no dictara el destino ni las oportunidades.

A través de su vida y obra Sor Juana Inés de la Cruz desafió las convenciones sociales y religiosas abriendo camino para las generaciones futuras. Hoy la lucha por la igualdad de género persiste como una asignatura pendiente y seguimos inspirándonos para desafiar las injusticias y buscar la verdad y la igualdad.
Como ella misma escribió: “Yo, la peor de todas, os entrego este retrato”.

Que su trabajo y vida sigan iluminando el camino hacia un mundo más justo e igualitario para todas y todos.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario