junio 13, 2024

El viajerito Funk

En la primera parte de esta entrevista Eduardo Torrico nos comentó cómo comenzó a tocar en la banda Supremacy, que es también una canción de la banda de rock británica Muse, de la cual ellos hacían tributos. Después regresó a La Paz desde Cochabamba.

Las Viejas Intoxicadas

“De vuelta en mi ciudad, decidí volver al taller de teatro con David Mondaca Arauz. Me recibieron con los brazos abiertos. Pasó un tiempo y mi amigo de Cocha se vino también para La Paz. Él es hermano de Dany Prieto, de la banda paceña Ciudad Líquida. Se aparecieron en la puerta de mi casa, querían hacer otro tributo, pero esta vez a la banda de rock alternativo británico Placebo. Yo no conocía mucho, querían que toque el bajo. Les propuse hacer un tributo a la banda de rock argentina Viejas Locas [1].

Yo soy súper fan del Pity, de Intoxicados, es un personaje, y su música es muy interesante. Tuvo una vida muy turbulenta, recién salió de la cárcel por matar a un fan. Se drogaba un montón. Mi idea era hacer un tributo a Intoxicados y a Viejas Locas, no había nada de eso en el mercado, nadie lo tocaba y a la gente le gustaba esa movida. Les gustó la idea, pero con la condición de que yo cante y toque la guitarra. El que antes tocaba la viola se puso como bajista.

Tocamos un buen tiempo en algunos bolichitos como Ttkos, cuando era en la calle México, y en otros bares. A la banda le pusimos el nombre de Las Viejas Intoxicadas. Nos fue muy bien, todo fue progresivo, nos teníamos que hacer conocer, a mí me gustaba interpretar a Pity, me ponía la bandana, decía las frases que él decía. Hasta que un día nos contrataron para el Colegio Domingo Savio, cantábamos sus letras, y como son pesadas, como por ejemplo ‘un porro’ o ‘legalícenla’, al terminar la tocada me encontré con una amiga que tenía su banda ya formada y me dijo: ‘ ¿por qué estás tan orgulloso de tu tributo, si lo único que hace es matar el rock nacional? ’; eso me cambio la vida. Ya tenía composiciones, ella tenía algo de razón, porque yo vivía la vida de otros.

A mí me gustan los tributos, no estoy en contra de eso, he aprendido a no ser tan cerrado o no ser el criticón de los tributos. Ahora, si uno se mete a hacer música hay que saber que tiene que ser rentable, la industria es mínima, es muy largo el camino, es más difícil, pero hay que hacerlo. Ese día le dije a mi amigo que daríamos un giro a la banda y que, en primer lugar, había que cambiar el nombre y que nos presentaríamos con puras composiciones, todo hecho por nosotros. Le dije que ya tenía un material para presentar. Había que dejar una huella en la cultura. Mi amigo, Favio Sandi, aceptó de una, entonces nos pusimos a ensayar nuestros temas.”

El viajerito Funk

“Al comienzo tenía miedo de mostrarme, de mostrar mi proyecto, comenzar es difícil. Tenía la idea de hacer algo onda Gorillaz [2].

Por eso le pusimos El viajerito Funk, era un personaje virtual que habíamos creado. Quería generar en la gente la incertidumbre de quién estaba detrás de todo eso, una mística. Después nos comenzaron a llamar para tocar en vivo nuestras composiciones. Como no podíamos llevar la animación, la gente me decía: ‘ ¿cómo estás viajerito? ’. Eso no me gustaba, yo no era el viajerito, era un muñequito, eso causaba confusión.

Comenzamos a entrar a la movida de los compositores justo en un buen momento. Nuestro batero se tenía que ir, y en esos días estábamos viendo unos cortometrajes, queríamos hacer un canal de cortometrajes, donde nosotros filmábamos nuestros cortos y los subíamos a YouTube. Un amigo me presentó a un fotógrafo llamado Antonio Elías, el Toñito, que lastimosamente falleció el año pasado en un accidente de flota. Él también tocaba batería.

Yo vivo por la Plaza Cóndor y justo al lado de mi casa habían abierto un espacio de ensayo de bandas, algo así. Un día mi mamá me dijo: ‘no sé qué han abierto al lado de la casa, están tocando, hacen mucha bulla, ¡salen borrachos!’. Un día fui a comprar pan y justo sale mi cuate el Benavente; había sido su sala de ensayos, se había mudado ahí.

Todos los días iba a la sala de ensayos, mi mama más preocupada. La vida es así, la vida se va ordenando, así que me puse a ensayar. Me acuerdo que en ese tiempo había un concurso que lo había sacado el grupo de rock cochabambino Aviónica, liderado por Joti, era para reversionar algunos de sus temas en el estilo que uno quiera hacerlo, y después se lo mandaba. Hicimos un tema llamado ‘Instinto animal’.

Después nos inscribimos a un concurso de bandas que era en la Zona Sur, en un boliche llamado Floyd, ahora está cerrado. Era un concurso a la antigua, si queríamos tocar ahí teníamos que vender las entradas, nos dieron como 30 tickets, teníamos que vender a Bs30, y después de eso podíamos tocar. Lo logramos, fuimos al concurso, pero una semana antes mi bajista se fue porque viajó a Brasil para estudiar, nos quedamos plantados. Me acordé de un amigo del taller de teatro, ese lugar era un germen para todo. Mis compañeros y amigos encontraron ahí sus vocaciones; yo estuve como siete años ahí. Convoqué a Eynar Ceballos, que ahora es el bajista de Los Vagos.

Eynar siempre componía las canciones de las obras en el taller de teatro, era un capo, yo lo admiro mucho, tiene gran talento componiendo. Cuando yo tocaba con El viajerito Funk le decía que sí o sí tenía que sacar su propio proyecto, tiene buenas composiciones, podía lograrlo, no se animaba, hasta el momento que me faltó el bajista, lo llamé, se puso a practicar, logró sacar todos los temas y nos lanzamos al concurso.

El día que tuvimos que tocar el boliche estaba vacío. Eran dos mesas llenas y nadie más, nosotros tocando. Le metimos solo nuestras composiciones. Tuvimos un tiro de gracia, se acercó el sonidista del local y nos dijo que tenía su estudio, que le habían gustado mucho nuestras canciones y que nos quería grabar un demo. Era Roberto Bustillos, ahora es gerente general y productor musical en Sonic Boom Studios, ha crecido mucho.”


1       Banda influenciada por los Rolling Stones y también por el género del blues, que con su separación dejó como resultado la creación de bandas como Intoxicados (formada por Cristian Pity Álvarez).

2       Es una banda virtual británica creada en 1998 por Damon Albarn y Jamie Hewlett. Está compuesta por cuatro miembros ficticios: 2-D, Noodle, Murdoc Niccals y Russel Hobbs. La mayoría de sus canciones, junto con todo su universo ficticio, se presentan a través de vídeos musicales de animación tradicional y animación por computadora.

 

Sea el primero en opinar

Deja un comentario