junio 13, 2024

Por qué Milei sufre una nueva derrota en el Congreso y promete «defender la caja a veto puro»

El próximo 10 de junio, se cumplirán seis meses de gestión de Javier Milei. Sin embargo, en este tiempo el Congreso argentino aún no aprobó ninguna ley enviada por el Ejecutivo, algo que no había ocurrido desde la vuelta de la democracia en 1983. La oposición aprobó en Diputados la reforma jubilatoria, para lo que se unieron bloques antagónicos. La reacción del mandatario no se hizo esperar: «No voy a entregar el equilibrio fiscal de ningún modo».

En la sesión que comenzó el martes 4 de junio y finalizó durante la madrugada siguiente, la nueva norma previsional fue aprobada por 160 votos a favor, 72 en contra, del oficialismo y el bloque del PRO, y ocho abstenciones. Ahora debe iniciar su camino en el Senado para lograr la sanción. En caso de que así sea, su promulgación parece imposible, ya que el presidente anunció en la madrugada de este miércoles que va a defender su política de equilibrio fiscal.

En respuesta a lo votado en el Congreso, Milei acusó a parte de los diputados de mostrar «una vocación sistemática por destruir el equilibrio fiscal». «Si cedemos a los delirios políticos volverá la inflación y continuaremos por el camino de la decadencia que iniciamos hace un siglo, lo cual nos ha empobrecido brutalmente», continuó.

Luego, agregó: «Si nos mantenemos en la senda que hemos trazado, los palos en la rueda de la política harán más lenta no solo la caída de la inflación, sino que a su vez quitará fuerza a la recuperación». Además, aseveró: «De ningún modo nos empujarán a cambiar nuestra dirección».

«Lo que la vieja política propone lleva un siglo fracasando y es lo que hemos venido a cambiar. Y lo vamos a cambiar, hoy o desde el 11 de diciembre de 2025», cerró, haciendo referencia a la fecha en que asumirán los diputados y senadores elegidos en las legislativas de medio término.

Antes, publicó otro posteo en el que afirmó: «Que le quede claro a todo el mundo: no voy a entregar el equilibrio fiscal de ningún modo. Defenderé la caja a veto puro si es necesario. A puro déficit empobrecieron al país, por lo que de ningún modo voy a permitir que esto se repita».

Junto con el mensaje replicó un video con parte de su participación, el 21 de mayo, en el 41.º Congreso Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, en el que expresó: «Se creen que es fácil bancarse a estos degenerados del gasto público. Lo único que están haciendo ahora es mandar proyectos al Congreso para romper el equilibrio fiscal».

«Les aviso que cualquier proyecto que manden desde el Congreso que quiera romper la caja y hacer volar este país por los aires, lo voy a vetar. Me importa tres carajos», sentenció.

El proyecto de ley aprobado por los diputados, que contó con el apoyo del kirchnerismo, el radicalismo, Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal, incluye una suba en las jubilaciones del 8 % que el Gobierno no reconoció por la inflación de enero último, cuando el índice llegó a 20,6 %. El Ejecutivo, en su decreto de aumento, solamente consideró 12,5 puntos porcentuales. Esta iniciativa representaría un impacto fiscal del 0,43 % en el Producto Interno Bruto, según la Oficina de Presupuesto del Congreso, lo que va en contra de la filosofía del mandatario.

Durante la sesión, el presidente del bloque del PRO, Cristian Ritondo, afirmó que se trató de un «‘show’ que el radicalismo junto con su nuevo socio el kirchnerismo» quiso hacer. «Dicen que quieren ayudar [al Gobierno], pero lo están cagando. Hoy no recuerdan que de diciembre de 2019 a diciembre de 2023 los jubilados perdieron su poder de compra en un 32,4 %. Son unos caraduras», agregó.

Por su parte, el jefe del bloque de la UCR, Rodrigo de Loredo, aseguró que «licuar es fácil, gestionar es más difícil» y expresó que la propuesta «es de una sensatez y un equilibrio fiscal absoluto y total».

Revés por el DNU

Otro de los reveses importantes que sufrió Milei en el Congreso fue el rechazo en el Senado del megadecreto de desregulación de la economía y reducción de la intervención del Estado. En la votación hubo 42 votos en contra, 25 a favor y 4 abstenciones. Sin embargo, para que el paquete de medidas pierda vigencia de manera definitiva debe ser rechazado en Diputados.

Tras la votación en la Cámara Alta, Milei afirmó que el resultado «deja en evidencia que hay gente más preocupada en mantener sus privilegios de casta que por sacar a la Argentina adelante». «Cuando yo planteé el discurso en la Asamblea Legislativa básicamente lo que dije es que si quieren la confrontación, va a haber confrontación, y si quieren un acuerdo, vamos a un acuerdo», sostuvo.

Además, señaló que no cree que «esté caído el DNU en Diputados» y advirtió: «Si se cae, los que hagan caer el DNU van a llevar la misma suerte que los nombres rojos y sus caritas de lo que pasó en el Senado».

También manifestó que «las decisiones son públicas», con lo cual la gente sabrá «quiénes son los enemigos de la sociedad, quiénes son los que están a favor de los privilegios y quiénes están a favor de la libertad» y advirtió: «Que se hagan cargo de lo que votan. Nosotros sí los vamos a exponer».

A la espera de la ley Bases

La única norma impulsada por el Ejecutivo encaminada en el Congreso es la denominada Ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, que aunque con cambios respecto del texto original, fue aprobada en Diputados.

Pese a que la intención era sancionarla antes del 25 de mayo para poder realizar el frustrado Pacto de Mayo, su tratamiento en el Senado se demoró y todavía está en etapa de negociación. «La ley Bases va a salir, saldrá del Senado. Espero que la semana siguiente el recinto probablemente apruebe la ley y no haya más modificaciones, y después tiene que volver a Diputados por las modificaciones», anticipó el domingo el jefe de Gabinete, Guillermo Francos.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario