julio 13, 2024

Escándalo de cura pederasta multiplica críticas a Iglesia en Bolivia

La Paz-. Un nuevo escándalo debido a los abusos sexuales cometidos durante décadas por el fallecido cura jesuita pederasta Luis María Roma (alias Lucho Roma) multiplica hoy las críticas en Bolivia contra la Iglesia Católica.

Todos los medios de comunicación bolivianos resaltan que la Compañía de Jesús lo sabía todo y al menos durante cuatro años “se guardó” el diario en el cual Roma reveló con al menos 70 nombres y apellidos los crímenes contra niñas indígenas en situación de desamparo.

Incluso, en un acto de contrición poco antes de morir en 2019, el aberrado “guía espiritual” certificó ante notario de fe pública que les tomaba fotografías y grababa en video esos delitos a los que calificó de “debilidad”.

Los medios periodísticos elogian la decisión del Ministerio Público boliviano de reiniciar las pesquisas en este caso en busca de los encubridores.

Pese a que la Compañía de Jesús conoció en 2019 estos manuscritos redactados por Lucho Roma entre 1996 y 2000, solo los entregó a la Fiscalía en 2023, después que el periódico El País reveló el diario íntimo del fallecido en 2009 Alfonso Pedrajas (alias Pica), otro jesuita pederasta, quien abusó de cientos de menores de edad, de ellos al menos 85 en Bolivia.

Este domingo, nuevamente en El País, el periodista español Julio Núñez tras un año de investigación, destapó las confesiones de Roma, a las que accedió en 2023, cuando llegó a Bolivia para profundizar en su pesquisa sobre el tema.

Núñez declaró al espacio televisivo Piedra Papel y Tinta que “ese diario (de Roma) se lo guarda la orden, lo integra en su investigación (interna) que luego en el año 2019 lo guarda en un cajón” (…)”.

Indicó que cuatro años después el documento salió a la luz, alguien se lo hizo llegar, con lo cual él reinició la investigación.

“(…) Sé que paralelamente esa documentación también fue entregada a la Fiscalía, sé que la Fiscalía y la justicia boliviana tienen el diario y toda esta investigación”, reveló Núñez al espacio digital del diario La Razón.

Los manuscritos de Roma son alrededor de 75 páginas en las que revela que fotografiaba a niñas guaraníes, de entre 8 y 11 años de edad, y cometía abusos sexuales durante su misión en Charagua.

El reportaje cuenta cómo el jesuita fallecido el 6 de agosto de 2019, reunía a las niñas en grupos, se duchaba con ellas y les tomaba fotografía para luego ver las tomas y masturbarse.

Al igual que sucedió cuando se desvelaron los crímenes de Pedrajas en 2023, tras la publicación de El País este domingo, la Compañía de Jesús informó en un comunicado que instruyó “que una comisión” contacte con las víctimas.

“(…) No hay que olvidar que quienes encubrieron este caso fue la cúpula completa de la Compañía de Jesús hasta el año 2023, o sea es la institución, no son determinadas personas”, concluyó el periodista español.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario