julio 21, 2024

El Gobierno de Bolivia y ganaderos buscan batir un nuevo récord en la exportación de carne

En las tierras bajas y valles de Bolivia viven 12 millones de vacas, que representan un potencial económico por su calidad de exportación. En los últimos años aumentó en un 600% las ventas de carne de res a China, con perspectivas de seguir en aumento y de alcanzar nuevos mercados. El Gobierno de Luis Arce dialoga con los empresarios ganaderos para mejorar los ingresos de este sector, también para que lleguen más dólares al país.

El Gobierno nacional tiene con los ganaderos la misma política que con los agroindustriales. Primero deben garantizar la provisión para el mercado nacional. Una vez satisfecha esta demanda, pueden exportar los excedentes.

En una reciente reunión en la ciudad de Santa Cruz la Sierra, autoridades gubernamentales y empresarios ganaderos acordaron incrementar en un 4,5% la producción del sector para superar las exportaciones de 2023, que marcaron la cifra récord de 136 millones de dólares.

Sputnik conversó con Walter Ruiz, presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), cuyos asociados cuentan con cuatro millones de cabezas de ganado. En 2023 se exportaron 29.000 toneladas. En 2024, la meta es vender en mercados internacionales al menos 37.000.

A la vez, procurarán que no descienda la población de 12 millones de vacas. Por ello tienen proyectado evitar el derribo de animales en gestación, también implementar mecanismos para aumentar el peso de cada res.

«Intentaremos que el crecimiento del hato impulse el saldo exportable», explicó Ruiz. En las reuniones mantenidas con el Gobierno también participan directivos de bancos y funcionarios de los ministerios de Economía, de Desarrollo Rural, de Desarrollo Productivo y de Relaciones Exteriores.

«Interactuamos con todos los actores que pueden aportar incentivos al productor», explicó el presidente de Fegasacruz. Mientras actualmente el hato crece al 3% anual, las medidas a implementar llevarían el crecimiento al 4,5%.

«Hemos solicitado muy enfáticamente que disminuyamos el faenamiento de vacas preñadas. Eso nos movería la aguja de crecimiento numérico del hato», comentó el líder ganadero.

Exportaciones

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las exportaciones de carne de res crecieron en un 455% entre 2019 y 2023. Pasaron de 24,5 millones de dólares en 2019 a 136 millones el año pasado. Esta fuerte remontada está vinculada al mercado de China, cuyas ventas en este lapso ascendieron de 10,7 millones a 118,2 millones de dólares, lo cual representa el 87% del mercado internacional boliviano.

Rusia, Ecuador, Perú, Congo, Brasil y Malasia también compran carne a Bolivia.

La demanda del mercado interno es de 290.000 toneladas al año. Según Ruiz, se podría cumplir con esta entrega y además exportar hasta 50.000 toneladas.

«Es un reto inmenso. Tenemos marcados tres países a los cuales estamos exportando, entre ellos Rusia. Creemos que esa exportación puede crecer y podemos agregar otros derivados, por ejemplo, carne con hueso», mencionó el presidente de los ganaderos cruceños.

Subrayó que los productores cumplen con todas las medidas fitosanitarias para enviar carne más allá de las fronteras: «Debemos mantener los mercados que ya tenemos, como el de China, que viene en ascenso. También debemos abrir nuevos mercados, con otros tipos de cortes. Debemos mantener el estatus sanitario para mantener e incrementar los lazos comerciales».

Los cuidados a las vacas se manifiestan en la cantidad de carne que cada una rinde. Ruiz indicó que pasaron de obtener 198 kilos por res a 212 kilos en la actualidad. «Esto nos da una cantidad exportable muy interesante, de más de 50.000 toneladas al año», dijo.

El logro de estas condiciones «representa un esfuerzo de muchas generaciones de ganaderos, quienes han obtenido este resultado positivo para Bolivia, un país exportador que abastece al mercado local», dijo el presidente.
Carne y dólares

El Gobierno de Arce considera que un aumento en la producción ganadera redundará en un mayor ingreso de dólares a las arcas del Estado. Ruiz señaló que también los ganaderos necesitan de esta divisa para mejorar su trabajo.

«La ganadería usa productos sanitarios, por ejemplo, que son importados y se compran con dólares. Las importadoras lo requieren para poder traerlo. Por ello creo que haremos la diferencia al aumentar la exportación. En vez de preocuparnos por la falta de dólares, tenemos que abrir más fronteras para exportar más, así circularán más dólares por nuestro país», sostuvo.

En estos días se registraron protestas de los choferes del transporte internacional, quienes solicitaron al Gobierno garantizar la provisión de diésel. Este combustible también es necesario para la producción ganadera.
«El ganado se transporta con diésel a los frigoríficos, pero también nuestros 34.000 productores lo usan para el mantenimiento de los campos, la distribución de comida, de agua. La falta de diésel afecta de sobremanera a nuestro sector», aseguró Ruiz.

Los ganaderos esperan superar el récord del año pasado, pero para ello necesitarán contar con las provisiones necesarias de forraje y agua. Además, pidieron que se eviten los incendios, los cuales generalmente afectan a la región en agosto y septiembre, los meses más secos del año.

«Los incendios hacen tanto mal a la ciudadanía y también a los ganaderos. La humareda afecta a los animales, quienes se quedan sin pastura y tienen el agua contaminada por el fuego. Es un año con muchas complicaciones, que el ganadero siempre ha sabido enfrentar. Este año vamos a cumplir la meta de 37.000 toneladas para la exportación», afirmó el presidente de Fegasacruz.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario