julio 21, 2024

Gobierno de Milei atribuye a posición de Evo Morales contenido del pronunciamiento sobre el golpe fallido

Buenos Aires (ABI). – El gobierno del presidente Argentina, Javier Milei, justificó el comunicado que emitió este lunes sobre el fallido golpe de Estado en Bolivia en los dichos del expresidente Evo Morales, quien puso en duda la acción militar del 26 de junio que buscó tomar el poder.

Fue el portavoz del Gobierno de Argentina, Manuel Adorni, el que explicó qué motivo el contenido del pronunciamiento de la Oficina del Presidente de la República Argentina, ante una pregunta periodística.

“Efectivamente, que un personaje de la relevancia que tiene para Bolivia Evo Morales haya dicho lo que dijo (poner en duda el golpe fallido), claramente destapa un determinado modus operandi que había que prestarle atención, independientemente de cómo se sigan sucediendo los hechos después”, justificó.

En sintonía con el argumentar del gobierno de Milei, el subportavoz del departamento de Estado de los Estados Unidos, Vedant Patel, indicó que también tomó nota de la postura del expresidente Morales sobre el levantamiento militar en Bolivia.

“Entendemos y tomamos nota de la cantidad de puntos de vista que han surgido en los últimos días y damos la bienvenida a un análisis independiente de los eventos del 26 de junio”, afirmó en una conferencia de prensa sobre la postura del exmandatario Morales.

A las 15h27 del domingo, Morales publicó en su cuenta en X que “el presidente Luis Arce engañó y mintió al pueblo boliviano y al mundo” sobre el asalto militar a plaza Murillo, lo que provocó poco después que el presidente Arce le responda en la misma red social: “Evo Morales, ¡no te equivoques una vez más! Claramente lo que ocurrió el 26 de junio fue un Golpe de Militar Fallido en Bolivia.¡No te pongas del lado del fascismo que niega lo ocurrido! Los responsables que buscaron tomar el poder por las armas, están siendo procesados y serán juzgados, como fue el caso de los golpistas de 2019”.

A través de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia “rechaza enérgicamente”, lo que definió como “inamistosas y temerarias declaraciones vertidas por la Oficina del Presidente de la República Argentina (OPRA)”.

Además, la canciller interina María Nela Prada convocó al embajador de Argentina en Bolivia, Marcelo Adrián Massoni, para expresarle su “enérgico rechazo” a las declaraciones vertidas por la Oficina del Presidente de la República Argentina.

A la par, llamó en consulta al embajador de Bolivia en Argentina, Ramiro Tapia, para que se presente en la ciudad de La Paz.

Tras la asonada golpista, fueron aprehendidas 21 personas, entre militares del servicio activo y pasivo, y civiles, entre ellos el excomandante de Ejército Juan José Zúñiga, identifica como el principal involucrado en la acción militar condenada por la comunidad internacional.

La acción militar se preparaba desde mayo aproximadamente. El propio Zúñiga, en su declaración policial, reveló que el experto en planificación Aníbal Aguilar ya daba cursos desde mayo y le decía que “debía realizar un levantamiento” y tomar el poder.

Eran parte de la acción cinco oficiales de las Fuerzas Especiales F10 – que tiene su sede en Cochabamba – quienes llegaron a La Paz horas antes de la toma de plaza Murillo. Además, estaba previsto el vuelo de un avión Hércules a Tarija para transportar a La Paz al grupo de élite “Satinadores”.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario