julio 24, 2024

Líderes de extrema derecha venezolana buscaron apoyo en Colombia para derrocar a Chávez

Salvatore Mancuso reveló que políticos de ultraderecha como Henrique Capriles, Oswaldo Álvarez Paz, Zingg Machado y Alfredo Catalán fueron los organizadores.

El exjefe paramilitar colombiano Salvatore Mancuso, explicó que hubo políticos, empresarios y militares venezolanos que buscaron asesorías y apoyo para derrocar al presidente Hugo Chávez.

Políticos de ultraderecha como Henrique Capriles, Oswaldo Álvarez Paz, Zingg Machado y Alfredo Catalán fueron los organizadores, denunció.


Mancuso reveló en marzo del año pasado, que generales de las Fuerzas Armadas de Venezuela y políticos venezolanos fueron a pedirle a él y a Carlos Castaño que les prepara un Ejército paramilitar para dar un golpe de Estado y asesinar al entonces presidente Hugo Chávez.

En esta ocasión, entrevistado por el equipo del medio VenezuelaNews, Mancuso explicó que efectivamente hubo políticos, empresarios y militares venezolanos que buscaron asesorías y apoyo para derrocar al presidente Hugo Chávez.

“Si hubo un interés grande de políticos y empresarios de Venezuela que vinieron a Colombia a buscar respaldo de la autodefensa para derrocar al presidente Hugo Chávez e incluso con apoyo de algunos militares venezolanos”, dijo Mancuso.

“Querían bombardear Miraflores, La Carlota y matar a Chávez en una reunión de banqueros”, sentenció Mancuso, quien se encuentra en la prisión de La Picota en Bogotá.

Con respecto a las asesorías israelíes encabezadas por el famoso mercenario Yair Klein, el excomandante de las autodefensas explicó que efectivamente ocurrieron y se realizaron en Colombia.

Explicó que el mercenario de Israel enseñó distintas técnicas para obtener confesiones del “enemigo”, en las cuales las torturas estaban incluidas.

“Les enseñaron a utilizar diferentes métodos, que efectivamente tienen que ver con torturas, bolsa (en la cabeza), agua y todas estas cosas“.

Recordemos que la opositora María Corina Machado ha solicitado en reiteradas ocasiones la intervención de países como Israel o Colombia en Venezuela.Todo esto como parte de su intento por derrocar al Gobierno democráticamente establecido.

Ante los planes desestabilizadores que la ultraderecha busca ejecutar, Mancuso llamó a no vincularse en procesos que generan violencia y guerra. En cambio refirió que existe el camino del diálogo.

“La guerra no la gana nadie, la perdemos todos. No es correcto que se diriman las diferencias políticas a través de las armas”.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario