octubre 24, 2020

La tragicomedia de Samuel

No sé cuánto le ha costado la supuesta investigación, seguramente un monto poco significativo para él, y mucho menos si algún organismo extranjero se la ha subvencionado, ni tampoco conozco los nombres de quienes fueron los responsables de ponerlo nuevamente como el personaje de una tragicomedia, bajo el título de la “La Verdad de programa Evo Cumple”.

El informe, presentado con fanfarrias ante los medios de comunicación que están siempre ávidos de denuncias contra el gobierno y, principalmente, contra el Presidente Evo Morales, sin importar la seriedad de la fuente, no es más que un panfleto que no resiste el menor análisis y que seguramente forma parte de la campaña de posicionamiento del dueño de Unidad Nacional y que podría dar lugar a suponer, incluso, forma parte de una campaña mucho mayor contra el gobierno, digitada desde alguna representación diplomática.

No creo que sea necesario realizar ahora mayores consideraciones sobre la importancia del programa “Bolivia Cambia, Evo Cumple”, pues sus resultados hablan por sí mismos y la notoriedad de éste en los municipios del país es de sobra manifiesta. Más de tres mil obras en los nueve departamentos del país, especialmente en los departamentos con mayores niveles de pobreza, son la mejor muestra de que este novedoso programa es una de los puntos más sobresalientes de la gestión de Evo Morales.

Por eso no debe llamar la atención que un programa exitoso como el “Evo Cumple”, esté en la mira opositora; sin embargo, creo que no solo se busca debilitar el programa, sino que la campaña parece estar dirigida a otros objetivos colaterales más.

La primera fase del programa se realizó gracias a recursos donados por el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, algo que nunca negó el gobierno, sino que más bien lo puso de manifiesto como un hecho concreto de solidaridad entre dos pueblos hermanos.

Se pretende, entonces, vincular la supuesta corrupción e incluso delitos manifestados por Samuel y que son negados en el propio documento amarillo (mejor color no podían usar), con la relación entre los gobiernos de Bolivia y Venezuela. Es decir, el gobierno boliviano lleva adelante un programa corrupto con financiamiento del gobierno venezolano; círculo cerrado y así se pretende matar tres pájaros de un tiro.

Es ahí donde se ve aparecer por detrás la mano negra del imperialismo, utilizando como siempre a sus lacayos criollos. La campaña contra Venezuela el imperio la está jugando en todos los campos, dentro y fuera de aquel país, eso ya para nadie es desconocido; que mejor oportunidad que enlazar en esta “denuncia” al presidente de Bolivia y uno de sus programas más novedosos y exitosos con la revolución bolivariana.

Algo les falló. Se equivocaron en el actor principal y en el libreto de la tragicomedia. Samuel no convence a nadie y mucho menos esta vez, porque le pusieron un libreto que no tenía la menor coherencia ni sustento y, que por tanto, no lo pudo defender y terminó haciendo el ridículo, una vez más para variar. Parece que ya se está especializando en esto.

Be the first to comment

Deja un comentario