enero 20, 2021

Homenaje al poeta de la contracultura

Hace algunos días falleció una de las figuras icónica de la contracultura de los sesenta, Lou Reed, cantante, compositor de rock, poeta y artista plástico estadounidense, encumbrado como impulsor del rock alternativo gracias a su obra con el grupo The Velvet Underground y su producción como solista.

Lou Reed fue y seguirá siendo un artista de «de culto» por su poesía y provocativas letras en las que daba vida musical a historias y realidades no develadas como las de la prostitución y el proxenetismo, la homosexualidad, los senderos inquietantes de las drogas o la transexualidad dotadas de atmósferas de soledades o complicidades que hasta entonces no las abordó el rock; y quizá por ello su música se mantuvo ajena a los andamiajes de las multinacionales discográficas, o a las listas de éxitos y el marketing global; sin embargo, en diversos circuitos del arte su influencia fue determinante, gracias también a la alquimia que se gestó junto a otros íconos de la cultura contemporánea como Andy Warhol o David Bowie, entre otros, que coadyuvaron a conformar una propuesta musical y performativa de gran influencia en las vanguardias musicales posteriores.

Lou Reed murió a los 71 años a causa de complicaciones de un trasplante de hígado. Durante casi cinco décadas fue una de las figuras emblemáticas de la cultura rock y su estela sobrepasó géneros y rutas artísticas. En sus últimos años acompañó a su esposa Laurie Anderson, una extraordinaria artista y música, en una serie de presentaciones, hace dos años grabó junto al grupo Metálica el álbum Lulú y preparaba un libro de poesía inspirado en la obra “El cuervo” de Edgar Alan Poe. Se dice que junto al cineasta Woody Allen o la cantante Patti Smith, entre otros, formaba parte de los iconoclastas vanguardistas de la Gran Manzana de Nueva York.

Lou Reed deja un gran legado en el que plasmó, como pocos artistas musicales, la crudeza de la cotidianidad urbana, la tristeza o la desolación, pero al mismo tiempo el encantamiento y romanticismo de la vida en las grandes ciudades, gracias a historias de personajes marginados como homosexuales, adictos o prostitutas… su partida conmocionó a cientos de miles de fanáticos y artistas de todo el mundo, porque como dijo David Bowie en medio de la consternación Lou fue “un maestro”…. Nos dejó con el corazón partido pero con el consuelo de su genial estela musical.

Be the first to comment

Deja un comentario