noviembre 24, 2020

Michael Brown: el rostro sin maquillaje del imperialismo

El paradigma de la democracia liberal está en crisis, todas las prédicas acerca de sus virtudes han quedado sepultadas por una andanada de disparos y muerte.

La imagen de la libertad, exportada al mundo por los Estados Unidos de Norteamérica, ha demostrado que en realidad los grilletes de la esclavitud para la población afrodescendiente, sigue vigente, y como antes la muerte de uno de ellos no le importa al sistema.

Los procesos de asimilación, fomentada por las políticas multiculturales han tenido su efecto perverso en la sociedad norteamericana, la resistencia y movilizaciones por la defensa de la identidad cultural afro de los años 60 fueron reprimidas y ahogadas, es posible que la guerra de Vietnam haya sido una de las válvulas de escape para esta problemática.

La muerte de Michael Brown en Ferguson, ciudad del Estado de Misuri, ha puesto al desnudo la carga de superioridad racial sobre la que descansa el armazón del pensamiento imperial.

La propaganda acerca de las “libertades” que otorga el sistema capitalista ha demostrado sus límites y la respuesta se encuentra en las calles, no solamente del Estado de Misuri sino en varios estados de la Unión. ¿Estamos a las puertas de una lucha anticolonial en los EE.UU.? Pensamos que no, la maquinaria interna de control estatal, tiene sus instrumentos para minimizar estos brotes, llegado el momento recurre al asesinato como fue el de Martin Luther King.

La capacidad de aniquilamiento de movimientos cuestionadores del sistema político – racial, quedó demostrado en el desmantelamiento del “Black Panther Party” en los años 70 del siglo pasado.

Los brillos del sistema han cooptado a muchos movimientos contestatarios, a este proceso podemos denominar de re-colonización, porque existen muchos afrodescendientes que tienen mentalidad “blanca”; independientemente de su condición social, ese es el dispositivo perverso de la “tierra de oportunidades”.

¿Se acuerdan de una embajadora de EE.UU. que buscaba “un hombre con cojones” para imponer las políticas neoliberales en nuestro país? Es esa mentalidad imperial la que constituye el subconsciente colectivo de la sociedad conservadora de EE.UU., cuya máxima expresión es el Tea Party.

El triunfo de los liberales, en las recientes elecciones para el Congreso norteamericano, no son buenas noticias para los países del mundo, especialmente para quienes nos oponemos a un mundo unipolar y monocultural.

Michael Brown es la imagen de los pueblos del mundo que sistemáticamente son víctimas de las políticas imperiales, cuyos victimarios están impunes.


* Camilo Katari, es escritor e historiador potosino

Be the first to comment

Deja un comentario