octubre 28, 2021

Preocupación por estado de salud de líder mapuche argentino

El dirigente mapuche hace más de dos semanas que inició una huelga de hambre luego de que el Servicio Penitenciario le negara la realización de la ceremonia del Wiñoy Tripantu (año nuevo indígena) dentro del penal

Buenos Aires (PL) Organizaciones de derechos humanos, entre ellas las Madres de Plaza de Mayo, expresaron hoy su preocupación por el agravado estado de salud del líder mapuche argentino Jones Huala, encarcelado en Esquel, al noroeste de Chubut.

Huala, líder de la Lof en Resistencia de Cushamen, -la misma que salió a defender y donde murió el joven Santiago Maldonado en medio de la represión de la gendarmería-, protagoniza desde hace dos semanas una huelga de hambre, sin consumir líquidos, en protesta porque no permiten entrar al penal a las personas necesarias para hacer una ceremonia.

Este martes la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y un grupo de esas incansables luchadoras, se presentaron en la casa de la provincia de Chubut para reclamarle a su gobernador, Mariano Arcioni, que ‘cumpla con los pedidos de Jones Huala’.

Según publicó ese colectivo en su cuenta en la red social Twitter, el gobernador se comunicó con Bonafini y se comprometió a garantizar la ceremonia por el año nuevo mapuche que reclama el lonko y asumió el compromiso de mantenerla informada de los avances de esta decisión.

La titular de las Madres había entregado en horas de la mañana una carta al coordinador del Ejecutivo chubutense con el pedido de comunicarse por teléfono con el gobernador Arcioni. Desde entonces, permaneció en el hall del lugar en espera de respuesta.

Desde allí Bonafini logró comunicarse telefónicamente con Huala al que pidió tomar agua ‘querido, no te dejes morir’, le dijo.

El dirigente mapuche hace más de dos semanas que inició una huelga de hambre luego de que el Servicio Penitenciario le negara la realización de la ceremonia del Wiñoy Tripantu (año nuevo indígena) dentro del penal.

La víspera se agravó su salud porque comenzó a fallarle un riñón. Su madre, María Isabel, informó que su hijo ya bajó 13 kilos de peso, los vómitos no se detienen y se le habría detectado un tumor en uno de sus riñones, además no descartó sumarse ella a la protesta encadenándose en las puertas de la cárcel.

El 27 de junio de 2017 el lonko fue detenido en un control policial cerca de El Bolsón y trasladado a la Unidad 14 de Esquel.

Be the first to comment

Deja un comentario