noviembre 29, 2020

Declaración del Grupo de Contacto sobre Venezuela no es adoptada por unanimidad

Tras concluir la conferencia internacional sobre la situación política de Venezuela y propiciar el diálogo como solución pacífica, celebrada este jueves en Montevideo, capital uruguaya, la declaración final no fue adoptada unánimemente por los países participantes. Participaron ocho países de la Unión Europea y cinco de América Latina.

Bolivia, México y los Estados miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom) no respaldaron la declaración final.

En un comunicado oficial, Bolivia hizo conocer “que no suscribió el comunicado del Grupo Internacional de Contacto (GIC) debido a que no se siente representada por la totalidad de su contenido. Sin embargo continuará colaborando y trabajando con los países del GIC y la Unión Europea, en todo aquello que se encuentre a su alcance para coadyuvar a la estabilidad en Venezuela”.

La conferencia fue convocada por los Gobiernos de México y Uruguay, que decidieron adoptar una posición neutral y de no intervención, ante otros países de la región que reconocieron al autoproclamado Juan Guaidó como «presidente encargado», un acto no contemplado en la Constitución venezolana.

¿Quiénes participaron?

La conferencia cuenta con la participación del denominado Grupo Internacional de Contacto (IGC, por sus siglas en inglés) sobre Venezuela, el cual está integrado por ocho miembros de la Unión Europea (UE): Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia y Reino Unido. También asisten los representantes de Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay.

Además, está presente la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, y el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez.

Objetivos de la conferencia internacional

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Uruguay explicó en un comunicado que «el propósito de la conferencia es sentar las bases para establecer un nuevo mecanismo de diálogo que, con la inclusión de todas las fuerzas venezolanas, coadyuve a devolver la estabilidad y la paz en ese país».

Aseguró que la iniciativa responde al llamado del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, «de apostar por el diálogo frente a quienes niegan que exista esa posibilidad».

Por su parte, el grupo de la UE indicó que la conferencia internacional sobre Venezuela busca «contribuir a crear las condiciones para que surja un proceso político y pacífico, que permita a los venezolanos determinar su propio futuro», mediante la «celebración de elecciones libres, transparentes y creíbles, en línea con la Constitución del país».

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, se pronunció en apoyo a la conferencia internacional para promover un mecanismo de diálogo en Venezuela.

El Gobierno venezolano ha denunciado un golpe de Estado en curso, apoyado por EEUU, con la autoproclamación del opositor Juan Guidó como «presidente encargado», lo cual no está contemplado en la Constitución. Además, esto contradice lo expresado por los venezolanos en las elecciones de mayo de 2018, cuando el 67 % por ciento del padrón electoral votó por Nicolás Maduro.

Be the first to comment

Deja un comentario