septiembre 23, 2021

Estados Unidos contra solución política de crisis en Venezuela


Por Luis Beatón-.


Estados Unidos está en contra -por conveniencia- de una solución política en Venezuela y desconoce declaraciones del presidente constitucional de ese país, Nicolás Maduro, de ir al diálogo para solucionar la crisis alimentada por Washington.

Este martes en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas la representación estadounidense vuelve a imponer una reunión sobre la situación en Venezuela luego que el 26 de enero ese foro se convirtió en ‘circo’, a pesar de que varios miembros expresaron su rechazo y consideraron que el asunto no debía ser discutido pues no representa una amenaza a la paz y la seguridad internacionales.

En ese escenario el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, llamó a desconocer a Maduro, electo por la mayoría de los venezolanos el año anterior, en unos comicios donde los opositores no presentaron alternativas.

Pompeo no descartó la posibilidad de una intervención militar, contrario al llamado del secretario general de la ONU, António Guterres, de realizar un diálogo entre las partes de cara a encontrar una solución política, la cual la oposición esquivó en Santo Domingo hace casi un año tras una mediación internacional.

Los hechos muestran que la Casa Blanca trata de imponer un escenario que le dé un viso de ‘legalidad’ a sus planes de intervención con el presunto apoyo de la comunidad internacional, lo que se traduce hoy en el respaldo de tres o cuatro decenas de países de los 198 que forman el organismo internacional.

Es probable que la diplomacia estadounidense y los halcones del Pentágono busquen en la ONU dar legitimidad a sus aprestos contra la nación sudamericana pese a la oposición de Rusia y otros miembros del órgano ejecutivo de la ONU.

Según trascendió a inicios de este mes, la representación estadounidense en ONU ‘cocinaba’ un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad para intentar legalizar una agresión militar, bajo pretextos de intervención humanitaria.

Al respecto, el periodista Carlos Fazio denunció en el diario La Jornada, de México, que Washington desplegó un cerco marítimo en torno a Venezuela, a lo que se suma ‘el desplazamiento de aviones de transporte militar desde instalaciones en Estados Unidos donde operan unidades de Fuerzas de Operaciones Especiales y de la Infantería de Marina que se utilizan para acciones encubiertas’.

Esos planes, según denuncia el experto británico Tom Rogan en el diario Washington Examiner incluyen el despliegue en el océano Atlántico frente a las costas de Florida, de un Grupo de Ataque con Portaviones (CSG), cuya flota está compuesta por el portaviones USS Abraham Lincoln (CVN-72), un crucero misilístico y cuatro destructores, además de la fragata española F-104 Méndez Núñez.

El Pentágono puede contar además portaviones USS Theodore Roosevelt y el navío de desembarco anfibio USS Boxer, que se hallan en San Diego, California, a menos de una semana de navegación de la costa del Pacífico colombiano.

Esto da veracidad a las denuncias internacionales contra los planes de agresión en desconocimiento a los llamados de Caracas al diálogo y a un arreglo pacífico de la controversia sin afectación a los derechos de la mayoría de los venezolanos opuestos a una incursión de fuerzas extranjeras.

El escenario es complejo más cuando los dirigentes estadounidenses insisten en buscar un pretexto para intervenir y envenenan a gran parte de la comunidad internacional con una fuerte campaña de desinformación la cual trata de convertir a la víctima, Venezuela, en victimario.

Diferentes análisis de expertos y de medios de prensa internacionales alertan de que por las características de las tropas movilizadas por el Pentágono, y tomando como experiencia los casos sirio y libio, puede manejarse como hipótesis que se intente la ocupación de una porción del territorio venezolano que permita instalar un ‘gobierno paralelo’.

Según el periodista y analista del diario The New York Times y La Jornada, David Brooks, en los planes de agresión para el dominio del petróleo y los recursos de la nación suramericana , se conjugan ‘amenazas de muerte, de acciones militares y otras formas de intervención -todas ilegales según el derecho internacional’.

‘Todas las opciones están sobre le mesa’, reiteró el secretario de Estado, Pompeo, al ser preguntado en una entrevista con la cadena CNN.

Asimismo en otra entrevista con la televisora Fox News, insistió en darle legitimidad a Guaidó, quien presuntamente encabezaría un gobierno en una cabeza de playa en territorio venezolano, probablemente en el estado de Táchira, gobernado por la oposición, u otro que tratarían de ocupar mercenarios, paramilitares y marines estadounidenses.

Be the first to comment

Deja un comentario