marzo 7, 2021

Tecnologías made in USA vs el Proceso de Cambio


Por Hernán Enriquez Maidana *-.


El 19 de agosto de 1997 el Ministerio de Hacienda firma el convenio de crédito para el proyecto de Descentralización Financiera y Responsabilidad ILACO II por $us 15 Millones, esto con el fin de establecer sistemas integrados de administración financiera en las prefecturas, entidades descentralizadas y municipios.

En diciembre de 1998 el Ministerio de Hacienda contrata una consultoría para evaluar el desempeño del proyecto ya que el mismo había mostrado grandes falencias, indicando que el proyecto había tomado un rumbo netamente informático, desvirtuando así el objetivo de la Ley SAFCO y el de modernizar sus procesos. Dentro de este ámbito el Banco Mundial tras una reestructuración del proyecto nuevamente lanza un “Sistema Integrado de Gestión y Modernización Administrativa” SIGMA esperando así que este si cumpla con los requerimientos específicos del mencionado proyecto.

Esta nueva reestructuración en total ocasiono un gasto al Estado estimado de $us 18,58 Millones, además que este “sistema informático” estaba siendo implementado en la mayoría de los países sudamericanos tercermundistas es decir era un sistema general para todos los países que aplicaban las políticas monetarias y fiscales recomendadas por el Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, toda aquella “particularidad o problema” que tuviera el Estado Nacional y sus instituciones las mismas deberían necesariamente adaptarse a la funcionalidad del SIGMA.

Para implementar el SIGMA se contrataron consultores internacionales que ganaban más de $us 10.000 mensuales, estos consultores por segunda ocasión aplicaban sus teorías sin contar con un verdadero relevamiento tecnológico en el que se encontraba el país, saliendo a la luz las siguientes deficiencias con respecto al sistema SIGMA: funcionalidad limitada; confiabilidad limitada con respecto a la información generada; facilidad de uso limitada; capacidad insuficiente del sistema; mecanismos de seguridad vulnerables; y la necesidad de costosas actualizaciones técnicas y de capacidad, lo que limita la eficiencia y aumenta los costos mientras el SIGMA está fuera de línea.

Los cambios dinámicos y rápidos en la industria de la tecnología de la información plantearon una dificultad adicional, lo que efectivamente hizo que el SIGMA quedara desactualizado en un período relativamente corto. Muy importante, las evaluaciones y las misiones del Banco Mundial también centraron la atención en el hecho de que el proyecto se estaba arriesgando a convertirse en un mero proyecto informático en lugar de un proyecto que produjo cambios más profundos en la administración financiera pública.

Además de estar contratando profesionales Bolivianos que solo eran capacitados en el manejo del sistema es decir eran simples operadores de computación con un nuevo sistema informático administrativo.
A partir del año 2006, y con la aplicación del Modelo Económico, social, productivo comunitario, la participación del Estado en la economía genera más movimiento administrativo, financiero y de objetivos, ósea que el SIGMA ya no era una herramienta útil en el manejo administrativo; es ahí, donde los profesionales bolivianos de diferentes áreas en su mayoría informáticos se vieron frente a un gran desafío, el degenerar un verdadero sistema de gestión financiera más completo que integre los procedimientos de gestión del sector público con una base de datos unificada. A nivel del gobierno central. Esto significó que ciertos procesos de reingeniería tendrían que ocurrir junto con el desarrollo del nuevo sistema y todos sus módulos.

Estos cambios en el diseño del proyecto modificaron efectivamente el alcance del proyecto y se demostró así que los profesionales bolivianos (sea el área que sea) tienen la suficiente capacidad intelectual, operativa y practica de desarrollar la ciencia en la que se formaron, pasan de ser tratados como simples operadores de sistemas a crear un sistema que se aplica plenamente a la realidad Tecnológica del Estado Boliviano.


* Msc. Lic. Ingeniería de Sistemas.


Be the first to comment

Deja un comentario