noviembre 24, 2020

Bolivia endurece ley penal y protege a menores

La Paz-. La Cámara de Diputados de Bolivia aprobó modificaciones a la ley de Abreviación Penal que endurecen las penas por homicidio a fin de proteger a los menores y mujeres contra la violencia, uno de los problemas latentes hoy en la sociedad.

Si bien las enmiendas al Código Penal, al de Procedimiento y a la Ley del Ministerio Público viabilizan los procesos judiciales y reducen la detención preventiva para descongestionar las penitenciarías, blinda también la Ley 348 para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia.

Así el mínimo legal de las penas por homicidio se elevará de cinco a 10 años, mientras que la condena será de 14 a 25, en casos de víctimas menores entre 14 y 18 años de edad, de conformidad con las propuestas de los diputados, cuya revisión retomará la Cámara Baja el 2 de abril, y luego pasará al Senado.

El titular de esa instancia de la Asamblea Legislativa Plurinacional (parlamento), Víctor Borda, comentó al respecto que la drasticidad de esas normas se debe a que en muchas ocasiones el Ministerio Público negoció indebidamente las correspondientes penas.

Consideró importante Borda la incorporación de otros elementos al proyecto a fin de colaborar con las víctimas y evitar las demoras procesuales.

En cuanto a la protección de menores, se establecieron medidas que agilizan el proceso y resten sufrimiento por las demoras de la investigación forense y policial.

Otras normativas suponen una mayor protección inmediata para los casos de agresión o violaciones, con independencia de la edad de las víctimas.

Asimismo el plazo para la prescripción de un delito sexual cometido contra menores o adolescentes comenzará a correr solo cuatro años después de que la víctima cumpla la mayoría de edad, precisó el presidente de la Cámara de Diputados.

Según datos oficiales, Bolivia es uno de los países en Sudamérica con altos índices de feminicidios, mientras los hechos de violencia doméstica e intrafamiliar dominan entre los casos criminales reportados.

El 2018 cerró con un guarismo alarmante de 128 asesinatos de mujeres, en tanto las incidencias de violencia familiar o doméstica treparon a los 18 mil 576 sucesos denunciados.

Para la titular de la Comisión de Justicia Plural, Valeria Silva, el principal avance ‘desde mi punto de vista como mujer’ es la protección a las víctimas de violencia, niño, niña y adolescente y mujeres, declaró.

Dijo que en la elaboración de la nueva normativa participaron 27 instituciones, ocho estatales y 19 de organizaciones sociales.

Be the first to comment

Deja un comentario