noviembre 27, 2020

Sánchez asegura que multa por envíos de gas a Brasil fue debitada a Petrobras y no afecta a YPFB

La Paz .- El ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, aseguró el miércoles que la multa de 107 millones de dólares impuesta por Petrobras, por incumplimiento en los volúmenes de exportación de gas natural a Brasil, fue debitada a Petrobras Bolivia, por lo que no afecta al Estado ni a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

«La multa corresponde, de Petrobras Brasil a Petrobras Bolivia, entonces se ha pagado y se hizo inmediatamente el débito de esa multa (…), está cerca de 107 millones (de dólares), que son totalmente debitados, no paga el Gobierno, no paga YPFB casa matriz», afirmó a los periodistas.

Sánchez ratificó que la filial de Petrobras en Bolivia es la encargada de garantizar los niveles de producción en el campo San Alberto, Tarija, por lo que debe asumir la multa por el incumplimiento de envíos en los volúmenes de exportación de gas a Brasil.

Ratificó que el pago de esa deuda no la cubre YPFB y, por tanto, tampoco afecta a los recursos que reciben las gobernaciones o universidades por la exportación de gas natural.

«El encargado y el que tiene que garantizar, cubrir todo el mercado brasilero, se llama Petrobras y el consorcio de operadoras de estos campos, y ellos, por fuerza mayor o por otros temas, han incumplido», insistió.

No obstante, Sánchez calificó de «lesivo para el Estado» boliviano el contrato de exportación de gas a Brasil, que fue suscrito en los 90″, tomando en cuenta que incluye penalidades para Bolivia cuando envía menos nominaciones al mercado brasileño, pero no establece ninguna penalidad si Petrobras incumple los volúmenes inscritos en el acuerdo.

«Brasil hoy debería estar tomando 24 millones de metros cúbicos de gas y, hoy, está tomando 13 millones de metros cúbicos, y ante ese incumplimiento no tiene penalidad», puntualizó.

Sánchez explicó que el incumplimiento de Petrobras, que no tiene penalidad, afecta a los reservorios bolivianos y su producción.

Be the first to comment

Deja un comentario