diciembre 1, 2020

Bolivia destaca turismo integracionista y comunitario en un libro

La Paz-. El lector que se introduce en la lectura del libro Qapaq Ñan caminos de integración, confirma en ese texto que hoy Bolivia reafirma en la Gran Ruta del Inca su voluntad de cooperación regional mediante el turismo comunitario.

‘La nominación del Qapaq Ñan, Sistema Vial Andino, declarado como patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 21 de junio del 2014, ha supuesto para el Estado Plurinacional de Bolivia una revalorización del patrimonio cultural material e inmaterial con un carácter integrador y turístico’, escribe en la presentación la ministra de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca.

La titular añade que este acontecimiento no solo articuló a los pueblos de Tahuantisuyo en una época prehispánica, sino que en la actualidad, y a pesar de las divisiones geopolíticas, hermanó a seis Estados Sudamericanos -Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú-, y demostró de esta manera la importancia de integrar a las comunidades dentro de los procesos complejos de la conservación, salvaguarda y brinda sostenibilidad en el tiempo de un patrimonio de valor excepcional.

Publicado recientemente como resultado del proyecto ‘Desarrollo de capacidades locales para la promoción del turismo cultural comunitario integrando el Qapaq Ñan en Bolivia, Perú y Ecuador’; la obra está organizada según un conjunto de redes camineras que hoy los estudiosos proponen.

Son ellas la Ruta del Paitití, de la Coca, de la Sal, del Maíz, de los Médicos Herbolarios y la del Lago Sagrado, diferenciadas de los caminos troncales Orco y Uma por su naturaleza, su producción específica según su ecorregión y su filiación cultural preincaica.

La obra fue financiada por la Agencia Italiana para la Cooperación al Desarrollo y ejecutada por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en coordinación con el Ministerio de Culturas y Turismo del Estado Plurinacional.

Al referirse a este resultado durante la presentación del libro, el arqueólogo investigador Juan Villanueva consideró que este volumen muestra la voluntad de generar una complementariedad entre arqueología y turismo.

Por su parte, el embajador de Italia en Bolivia, Plácido Vigo, expresó el beneplácito de esa nación europea tras aportar tres millones de dólares para el proyecto, y aseguró que para su gobierno y para él personalmente constituye un honor poder colaborar y ‘estar al lado de un gran país como Bolivia’.

El secretario general de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), David Choquehuanca, en tanto, significó al referirse al volumen, que el Estado Plurinacional está recuperando filosofía, idiomas, música, códigos, símbolos y más.

‘Cuando hablamos de nuestro Qapaq Ñan hablamos de todo eso -describió Choquehuanca-, hoy estamos en tiempos de grandes transformaciones, nuestros ancestros nos enseñaron a caminar por esos caminos, pero caminar con respeto a la naturaleza, a la Madre Tierra y este libro es un aporte a esa filosofía, a la cultura de la paz, la hermandad y la armonía a la que pertenecemos.’

Con anterioridad, Alanoca informó que el gobierno boliviano invertirá cuatro millones de la moneda nacional en la restauración, conservación y desarrollo de este Sistema Vial Andino ancestral en la segunda fase del proyecto, iniciada este año.

Durante una caminata que incluyó ascender por senderos empedrados hasta el Tambo de Wila Wila -sirvió de refugio a los chasquis o mensajeros en la era precolombina- y las Terrazas Agrícolas de Andanamarca, la ministra confirmó que se realizarán investigaciones para emplear materiales y técnicas ancestrales en este camino andino, datado entre mil 500 y dos mil años.

En presencia de autoridades comunitarias, líderes indígenas y medios periodísticos entre los que se encontraba Prensa Latina, la máxima autoridad de Culturas y Turismo explicó que en la primera fase se realizó una sensibilización, y en la nueva etapa se intervendrá con proyectos para la conservación.

Be the first to comment

Deja un comentario