noviembre 25, 2020

La historia de Oruro en un histórico álbum fotográfico


Por Luis Oporto Ordóñez * -.


Alfredo Vargas Oroza, prologa Fotografías histórica de Oruro, obra impresa por Editorial Universitaria con el auspicio de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Técnica de Oruro. Diez ciudadanos orureños, historiadores locales, cronistas modernos, seleccionaron 330 fotografías “con el objetivo de crear un espacio para nunca más olvidar el imaginario de nuestra hermosa ciudad y reflexionar acerca de sus transformaciones”, de un Archivo de 10.000 registros del muro de Facebook Fotos antiguas de Oruro. Las fotografías, tomadas por fotógrafos de todas las épocas, son “imágenes (que) nos transportarán en el tiempo y nos harán recorrer, plazas, parques, calles y avenidas por las que transitaron nuestros ancestros, constituyen un tesoro, que (…) se conservarán por siempre y, lo más importante, se compartirán entre todos como una forma de difundir lo que otrora fue la encantadora ciudad de Oruro”. La descripción de las fotografías fue realizada por “prestigiosos historiadores orureños, cuyo conocimiento enriquece y valoriza esta preciosa colección”, aunque incluye comentarios de las redes sociales.

Las fotografías están organizadas en diez temas: 1. Socavón (30 f.), 2. Avenida Cívica (3 f.), 3. Plaza 10 de Febrero (3 f.), 4. Catedral (5 f.), Plaza Manuel Castro de Padilla (33 f.), 5. Edificio, calles de Oruro y otros (74 f.), 6. Colegio Bolívar (10 f.), 7. Facultad Nacional de Ingeniería (11 f.), 8. Faro de Conchupata (6 f), parque Avaroa (2 f), Estación (6 f.), 9. Aviación (6 f) y otros (24 f.); y 10. Fotos antiguas panorámicas de la ciudad de Oruro (54 f.).

Las fotos atrapan la vida cotidiana de Oruro, desde 1880 y revelan sorprendentes facetas de la ciudad. En días festivos la población acudía a la Plaza del Socavón vistiendo sus mejores galas, caballeros y damas con atuendos propios de las capitales de Europa, comparten el espacio con mujeres del pueblo que lucen sombreros de paja de llamativo color blanco, revestidos de yeso, atendidos por un ejército de vendedores ambulantes, perfectamente uniformados, con sus carritos de dulces, helados, chupetes, frutas o empanadas. Una fotografía del gran Damián Ayma Zepita (fotógrafo nacido en Toledo) inmortaliza “el congreso en el Socavón”, impresionante acto de masas que congregó a la población de Oruro en 1938. En otras se observan soberbios arcos de plata instalados en el Pie de Gallo.

Las fotos de la Avenida Cívica revelan su nombre real: “Avenida José Ignacio de Sanjinez Barriga y Leopoldo Bendetto Vincenti Franti”, los célebres autores de la letra y música del Himno Nacional. Las fotos de la Plaza 10 de febrero documentan su origen, desarrollo, transformaciones y modernidad.

La plaza cobra vida con la presencia de todas las clases sociales de la ciudad: el desfile de bizarros militares en trajes de gala, el impactante ingreso de las locomotoras “Arce”, “Oruro” y “Cochabamba”, testimonian la época de oro de la ciudad ferroviaria (1892). Otras muestran carretas de la clase alta de la ciudad, los esfuerzos para arborizarla, labor titánica (1906). Una postal enviada por un turista inglés redactó, impactado: “One snowzy morning. This is one of the squares of Oruro. Prety Place. Don’t you think so? Yours, dear”, muestra la ciudad cubierta por nieve. Caballeros de terno y corbata, mujeres en trajes formales, con tocados y niñas disfrutan una agradable mañana (1918). Los historiadores locales describen las casas comerciales y establecimientos educativos: el Hotel Edén, Gran Hotel Unión, Teatro Palais Concert, Hotel Quintanal; monumento al presidente Aniceto Arce en el momento de su instalación.

Una foto muestra a una mujer indígena que vende sus productos en plena plaza (1912), pero el objeto de interés del historiador local es la fuente de agua de diseño francés: “Su conjunto de elementos la hace como la más vistosa de toda Bolivia. Querubines, animales silvestres entre leones, canes, aves, peces, flores y diseños eclécticos en su estructura se complementan con el cuerpo de una esbelta mujer que está en la cima de toda esa belleza arquitectónica. “Fonderiesd’Art Val D’osne 58 B Voltaire París.

AJ” es el sello de la fundidora que hizo estos ornamentos”, refiere con maestría. En otra, un lustrabotas saca brillo a los calzados de una autoridad indígena, acompañada por dos campesinos y un “caballero”. Están los primeros automóviles importados: el “special carriage manufactured exclusively for Mr. Aguayo. Under his instructions. Cincinnati Ohio USA” y un “Automobile manufactured in Chicago Ill”. (1904). Con orgullo el cronista escribió: “1914 es año histórico para Bolivia, se realiza el primer asfaltado de calles, obra impulsada por el edil Fermín López Téllez”. No falta la queja de otro cronista: “Increíble. Una hermosa ciudad, que poco a poco se destruye, cuando fue reducida la plaza para parqueo vehicular”. Un grupo de Boy Scouts con sus bicicletas desfila frente a un inmenso cartel que anuncia a “Charlie Chaplin” (1945); un equilibrista italiano trata de llegar a la torre de la Catedral (1925).

Fascinantes mujeres liberadas que visten a la moda de París, pasean sin esposos ni hijos (1928). En contraposición, caballeros con levita, sombrero de copa y corbata, están acompañados de sus hijos (1940). En otra los tres, muy bien vestidos, con sombreros blancos, frente a don Aniceto Arce (1920).
Fotos de Carlos Portillo de la Plaza del Regocijo, la Ranchería y Plaza Castro de Padilla, entusiasman a un cronista: “Oruro fue la primera ciudad de Bolivia que contó con el primer tranvía. Históricamente tiene ese privilegio”. La casa de Simón I. Patiño, “construida sobre la antigua propiedad de Jacinto Rodríguez, criollo revolucionario de 1781 y ascendiente de Albina Rodríguez de Patiño” (1920); un cronista escribe: “Viva Oruro donde fue el primer grito libertario de América”.

En 1909, el turista Robert, describe “Une rue d’ Oruro”; en 1910 una foto “taken by an english engineer” muestra el mercado con vendedores indígenas y sus esbeltas llamas. La Importadora Ferrufino, importadora de autos Luzio, Banco Mercantil, Club Oruro, Hospital San Juan de Dios, oficina de Correos (1914), Casa Gundlach (1915), el primer microbús “Brockway” (1915), socavón de la mina San José (1917), autocarril y locomotora N° 333, el aviador Juan Mendoza (1917), carretas para 20 personas tiradas por mulas (1924), fútbol en la cancha del club “De la Unión” (1925); Agua de Castilla antes de ser urbanizada (1930), tráfico vehicular frente al Hotel Hispano Americano; edificio de la familia Borth (Colegio Anglo Americano), Aeródromo de Papel Pampa (1930), turbina de Bolivian Power and Ligth Co., corrida de toros en la Plaza de Armas (1925), hidrante de la Compañía Slava de Bomberos (1936), una carrera de autos (1955). Impresionantes imágenes aéreas de Oruro, cierran el álbum.

Es curioso pero el Álbum no consigna fotos de la Diablada y a excepción del socavón de San José, tampoco sobre la minería.

* Magister Scietiarum en Historias Andinas y Amazónicas, docente titular de la Carrera de Historia de la UMSA.

Be the first to comment

Deja un comentario