diciembre 8, 2021

Los rostros de desaparecidos toman los muros de Ciudad de México

El colectivo ‘Buscando a Nuestrxs Desaparecidxs Cdmx’ realizará cinco murales con los rostros de los familiares que buscan, para hacer notar que la principal crisis de México también tiene su expresión en la capital y su zona metropolitana.

Cuando Pamela Gallardo Volante desapareció acababa de cumplir 23 años. El 4 de noviembre de 2017, Pamela fue a una fiesta de música electrónica en el kilómetro 13,5 del monte del Ajusco, que es parte de la alcaldía Tlalpan de Ciudad de México.

En la zona más cercana que pudieron hallar al punto en dónde Pamela fue vista por última vez, su madre María del Carmen Volante, participó de la estampa de su rostro, junto a la ayuda de artistas solidarios.

Además de recordar lo sucedido y de buscar pistas que lleven a dar con el paradero de Pamela, el proyecto de los murales busca que otras personas que tengan algún familiar desaparecido se acerquen a la organización y que conjuntamente logren mover a la autoridad para que investigue estos casos graves.

¿Qué dificulta la búsqueda de una persona desaparecida en la capital?
«Desgraciadamente en la ciudad de México no se quiere ver que también secuestran y desaparecen a nuestras hijas», dijo Volante, madre de Pamela.

En el caso de la investigación de la desaparición de su hija, esta mujer acudió primero a denunciar en el antiguo Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (que fue recientemente sustituido por la Fiscalía de Personas Desaparecidas) pero luego su denuncia fue trasladada a la Unidad de investigación Antisecuestros. Ninguna de las instancias ha logrado esclarecer qué pasó esa noche, hace 624 días, dice Volante, que cuenta por días el tiempo que va pasando.

«Lo más difícil son las indolencias con cada instancia de justicia, porque ellos tienen sus normas y sus tiempos», dijo Volante, en diálogo con Sputnik.

Para las familias, los tiempos que duran las investigaciones no son los que exigen las familias afectadas. Para Volante, la omisión es mayor en la ciudad de México, donde «el Gobierno no quiere aceptar que nos las siguen desapareciendo», explicó.

«Pero hasta el día que me muera la seguiré buscando, porque es mi niña y ella nació libre», agregó.

Pintar murales, una forma de visibilizar las desapariciones

El colectivo está compuesto por cinco familias de personas desaparecidas en la ciudad de México, así como por otras personas solidarias que colaboran y apoyan en lo que se necesite. Laura Alicia Puga es una de ellas, una joven abogada que aunque no represente legalmente a ninguna de estas familias, se plegó a su proceso organizativo.

En diálogo con este medio Puga explicó que la idea de los murales surgió de la familia de Viviana Garrido, una joven desaparecida entrando al metro Ermita, el 30 de Noviembre de 2018.

Juana Garrido, hermana de Viviana, y el muralista Dan Silva, quien pinta bajo el seudónimo ‘Pólvora’, presentaron la propuesta de pintar un mural con el rostro de cada uno de los desaparecidos del colectivo, en el lugar en el que fueron vistos por última vez.

«Ahorita son 5 murales, pero se busca que se vayan sumando más familias», explicó Puga quien trabajó en la recaudación de fondos para financiar lo necesario para hacer el mural sin que signifique un costo para las familias en búsqueda.

«En el imaginario es terrible que se empezaran a pintar los rostros de las personas desaparecidas por toda la ciudad», dijo, «y es porque creemos que no está visibilizado el tema de desaparición en la ciudad de México», sentenció.

Be the first to comment

Deja un comentario