junio 20, 2021

Defensa pacífica de la democracia y de la paz social


Editorial Cambio-.


Ante la arremetida golpista/fascista y racista que desconoce los resultados de las elecciones democráticas del pasado 20 de octubre y busca una salida violenta, movimientos sociales y Gobierno optaron por convocar a la tranquilidad, paz social y a la defensa pacífica de la democracia y del voto popular y campesino.

En Cochabamba, grupos vandálicos afines a la candidatura que perdió los comicios y a cívicos extremistas, procedieron anoche a incendiar la sede de las Seis Federaciones del Trópico.

Eso sucedió luego de que días atrás organizaciones criminales llamadas como “motoqueros”, agredieron una marcha de mujeres indígenas que pedía la pacificación y golpearon a varios campesinos. Esos grupos opositores también vejaron, torturaron, cortaron el cabello y humillaron a la Alcaldesa de Vinto.

Esta violencia se desató luego de que el excandidato presidencial Carlos de Mesa no reconoció que perdió en los comicios generales, denunció fraude (pero no presentó una sola prueba) y llamó a sus seguidores y simpatizantes a movilizarse.

Según el cómputo final y oficial del Tribunal Supremo Electoral, el MAS ganó con el 47,08 %, con una diferencia de más de 648 mil votos por encima de la segunda fuerza que es la de Comunidad Ciudadana, del candidato Carlos de Mesa. Se tiene una diferencia de más de 10,57 puntos respecto al segundo, por lo que no es necesario que se realice una segunda vuelta. Tras la convocatoria de De Mesa, sus seguidores incendiaron/asaltaron al menos seis instituciones públicas y procedieron a la quema de actas de votación que estaban destinadas al archivo.

En Santa Cruz, los cívicos entraron en escena declarando un paro indefinido. Primero pidieron segunda vuelta electoral, luego, nuevas elecciones, renuncia del Presidente Morales en 48 horas, toma de instituciones estatales y finalmente ayer su principal dirigente, Luis Fernando Camacho, salió en defensa del malestar policial en Cochabamba y, sin tener las competencias y atribuciones legales, anunció un aumento salarial y otros beneficios a los uniformados.

Poco antes, ese mismo cívico llamó a las Fuerzas Armadas a levantarse contra el Gobierno legalmente constituido.

A las tomas de instituciones estatales instruidas por Camacho con el fin de afectar la economía del Estado, se sumó ayer un atentado terrorista en una subestación eléctrica del departamento de Oruro que afectó el suministro de energía eléctrica a las poblaciones de Machacamarca y Poopo, además de regiones aledañas, informó el ministro de Energías, Rafael Alarcón. Además, las movilizaciones impulsadas por Camacho y De Mesa se tradujeron en ataques a los domicilios de autoridades, y edificios de varios ministerios.

En ese contexto, el Gobierno denunció ante la comunidad internacional que Camacho y De Mesa impulsan un plan de golpe de Estado que incluye la toma de la Casa Grande del Pueblo.

Ambos denunciaron un supuesto fraude (sin presentar pruebas) en los comicios pero rechazaron una auditoría que la OEA.

Al respecto, un Comunicado de la Cancillería agrega que “las denuncias de fraude solo fueron argumentos para generar caos y enfrentamiento entre bolivianos, con el objetivo de derrocar al Gobierno constitucional”. El Gobierno rechazó todo tipo de violencia y ratificó su confianza en el rol de la comunidad internacional para que coadyuve en la preservación del orden Constitucional en el país.

En ese contexto, el presidente Morales tuiteó: “Mineros, campesinos y humildes dieron su vida por la democracia que ahora está en peligro ante el ataque de grupos fascistas y golpistas. Convoco a nuestro pueblo, a hermanas y hermanos que sienten amor por la Patria, a defender unidos nuestra democracia y convivencia pacífica”.

“No nos ha temblado la mano para nacionalizar los RRNN. Por eso tenemos estabilidad económica para estas grandes obras. Ahora defenderemos pacíficamente la democracia y la paz social ante la arremetida golpista de grupos que fomentan violencia y enfrentamientos entre hermanos” (Tuit presidente Evo Morales).

Be the first to comment

Deja un comentario