marzo 3, 2021

Bachelet alerta que situación en Bolivia puede salirse de control

La jefa de los DD.HH. de la ONU, Michelle Bachelet, denuncia la represión “desproporcionada” de los partidarios de Evo Morales por militares en Bolivia.

En un comunicado, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha condenado este sábado “un uso innecesario o desproporcionado de la fuerza” policial y militar que se lleva a cabo contra las protestas de los partidarios del depuesto presidente Evo Morales.

Bachelet ha denunciado que 14 personas han muerto en los seis días después de que Morales se asiló en México, y ha lamentado que las muertes parecen resultado de la represión policial contra los manifestantes que protestan por el cambio de Gobierno en el país.

La alta funcionaria de Naciones Unidas ha subrayado que las “acciones represivas de parte de las autoridades avivarán más esa ira” del pueblo en este país que “está dividido y personas de los distintos sectores del espectro político se encuentran indignados”.

“Realmente me preocupa que la situación en Bolivia pueda salirse de control si las autoridades no la manejan cuidadosamente, de acuerdo a las normas y estándares internacionales que rigen el uso de la fuerza, y con un respeto pleno por los derechos humanos”, ha explicado.

Bachelet ha expresado su preocupación sobre la situación de Bolivia tras las muertes de al menos cinco manifestantes ocurridas el viernes en Sacaba (Cochabamba), a consecuencia del uso de munición letal por parte de fuerzas de seguridad.

La alta comisionada ha llamado a las autoridades a garantizar que las fuerzas de seguridad cumplan con las normas en materia de uso de la fuerza, así como a asegurar el derecho a la vida y a la integridad física de las personas que protestan.

Con estos cinco manifestantes que murieron en Cochabamba, se eleva a 17 el total de fallecidos durante las protestas, de acuerdo a la información entregada por la oficina de las Naciones Unidas.

Morales por su parte condenó este acontecimiento en Cochabamba y llamó a las fuerzas de seguridad a “parar la masacre” en su país.

Estas manifestaciones empezaron tras la autoproclamación de la segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores de Bolivia, Jeanine Áñez, —pese a no cumplir con los requisitos constitucionales necesarios tras la renuncia de Morales—.

Morales renunció al cargo para “preservar la paz en su país”, tras una arremetida golpista de la oposición que provocó una ola de protestas violentas por no reconocer su reelección en los comicios del pasado 20 de octubre.

Be the first to comment

Deja un comentario