noviembre 29, 2020

Ambiente electoral se delinea en medio del golpismo en Bolivia

La Paz-. Una derecha dividida y un Movimiento Al Socialismo (MAS) que mostró su unidad es el panorama hoy con miras a las nuevas elecciones en Bolivia, derivadas de un golpe de Estado.

En ese contexto la Comisión Mixta de Constitución de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia continúa la revisión de documentos de 502 postulantes a vocales para el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La revisión comenzó en la tarde de ayer domingo y, según Oscar Ortiz, presidente de esa comisión, se prevé que el trabajo dure dos días.

Al finalizar este paso, la Comisión dará a conocer la lista de postulantes escogidos, después habrá un período de impugnaciones.

De acuerdo con lo establecido, en un plazo de 20 días se debe elegir a los vocales quiénes llamarán a nuevas elecciones tras la anulación de los comicios del 20 de octubre tras la asonada golpista.

Con miras al nuevo proceso, el MAS decidió el sábado en un Consejo Ampliado Extraordinario profundizar la unidad de todos los sectores sociales y políticos con Evo Morales como jefe de campaña.

El líder indígena siguió el encuentro a través de las redes sociales y agradeció la confianza por nombrarle al frente de la estrategia electoral y recomendó la selección de ‘un candidato unitario’ para ganar las elecciones en primera vuelta.

La sesión del MAS se realizó en el Coliseo La Coronilla de Cochabamba, repleto de partidarios de 20 organizaciones, entre direcciones departamentales, autoridades originarias y otros.

Acordaron exigir a la Asamblea Plurinacional la instalación de un juicio de responsabilidades contra Jeanine Áñez, autoproclamada presidenta, y conformar una comisión de Derechos Humanos que se encargue de hacer seguimiento a los casos de dirigentes del MAS perseguidos y apresados por las autoridades de facto.

Coincidieron en la necesidad de exigir a la Asamblea la celeridad en el proceso de designación de las autoridades de los tribunales electorales para garantizar el proceso comicial que se avecina.

Más allá de buscar un binomio electoral, se priorizó la unidad frente al actuar del Gobierno golpista y quedaron en realizar un próximo encuentro ampliado en El Alto.

Entre las propuestas sobresalieron los nombres del líder cocalero del Trópico de Cochabamba Andrónico Rodríguez y el exministro de Economía Luis Arce como posible fórmula del MAS, como presidente y vicepresidente, respectivamente.

En tanto, la derecha parece ir con marcadas diferencias a los comicios de 2020 tal como quedó al descubierto en audios circulados este fin de semana de una conversación entre el presidente de Comité Cívico Potosinista, Marco Antonio Pumari, y el exlíder cívico cruceño Luis Fernando Camacho.

En este momento se perfilan al menos cinco posibles candidatos de la derecha con intereses de llegar a la presidencia: Fernando Camacho, Marco Pumari, Carlos Mesa, Chi Hyung Chun y Samuel Doria Medina.

Tras la renuncia forzada del presidente Morales el 10 de noviembre pasado, y en el contexto de la represión golpista más de una treintena de personas murieron, centenares resultaron heridas, más de mil fueron detenidas y se registraron cuantiosos daños materiales.

El MAS es el principal partido político de Bolivia y lo demostró en este Congreso, en el cual se definió su estrategia electoral para las elecciones presidenciales de 2020.

Be the first to comment

Deja un comentario