enero 16, 2022

Bolsonaro violó tratados contra la tortura, dice comité de la ONU

Brasilia-. El Gobierno de Jair Bolsonaro violó los tratados internacionales al aplicar un decreto que debilita el Mecanismo Nacional para la Prevención y la Lucha contra la Tortura (Mnpct), informa hoy la prensa local.

‘Este es el primer hallazgo formal por parte de un organismo de la ONU sobre la violación de los tratados internacionales por parte de Brasil’, reveló el columnista del sitio digital UOL Jamil Chad.

La conclusión fue emitida la víspera por el Subcomité de la ONU para la Prevención de la Tortura, teniendo en cuenta la puesta en marcha de medidas del mandatario brasileño mediante el decreto presidencial 9831 emitido en junio de este año que realizó ajustes en el funcionamiento y la estructura del Mnpct, establecido en 2013.

Tras el análisis practicado por 11 expertos de la ONU fueron reportados el Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos; sin embargo, Bolsonaro despidió a los analistas que trabajaron para combatir la tortura.

El Comité recibió la queja en septiembre y después de una evaluación llegó a la conclusión de que ‘las reglas deben ser revisadas’, dijo Chad.

Según el analista ‘el hallazgo de la ONU no implica sanciones prácticas, pero profundiza la crisis de credibilidad del país en términos de cumplimiento de los acuerdos internacionales, particularmente en el sector de los derechos humanos’.

Estos cambios de enfoque de un Estado parte del Mnpct son ‘difíciles de entender, al contrario del progreso realizado anteriormente hacia el cumplimiento de sus obligaciones y constituyen un revés para el sistema en Brasil’, evaluó la ONU.

El subcomité del organismo solicitó la revocación del decreto presidencial para garantizar que el sistema brasileño de prevención de la tortura funcione de manera eficiente e independiente, de conformidad con las obligaciones internacionales.

La entidad multinacional con sede en Ginebra a través de un informe responsabilizó al Gobierno de Bolsonaro de incumplir el pacto internacional contra la tortura, y denunció el desmonte del Mnpct, creado hace seis años por la expresidenta Dilma Rousseff.

Desde su fundación, el Mnpct se dedicó a inspeccionar, realizar entrevistas y solicitar documentación en cárceles, hospitales psiquiátricos e institutos de atención a adictos, estos últimos controlados por iglesias evangélicas.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario