agosto 10, 2020

Vicepresidenta argentina insiste en que el FMI violó sus estatutos

BUENOS AIRES (Sputnik) — La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, recalcó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) sí vulneró sus propias normas al prestar dinero a la gestión anterior y permitir que gran parte de los fondos salieran del país a través de una fuga de capitales.

«Ningún país miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital», dice el art. VI sobre transferencias de capital del Convenio Constitutivo del Fondo, según reflejó Fernández en sus redes sociales.

La exmandataria, que gobernó entre 2007 y 2015, añadió «sin comentarios», antes de apostillar que «los argentinos y las argentinas sabemos leer».

El presidente argentino, Alberto Fernández, en paralelo, respaldó las declaraciones de la vicepresidenta, quien este fin de semana abogó desde La Habana por una quita en la deuda que el país mantiene con el Fondo.
«La observación de Cristina es muy pertinente, porque muchas veces yo dije que en verdad el Fondo incumplió con el hecho de que el estatuto prohíbe prestar plata para cubrir corridas cambiarias», observó Fernández durante una entrevista con Radio Rivadavia este jueves.

El jefe de Estado insistió en que es una propuesta «pertinente», puesto que «lo que Cristina dice es que si incumplieron eso, háganos una quita».

«Argentina necesita más plazos y me gustaría que el Fondo se comprometa con el crecimiento del país, porque el Fondo puede ayudarnos a salir de la catástrofe alimentaria que tenemos», añadió en otro tramo del a entrevista.

A través de su portavoz, Gerry Rice, el Fondo rechazó horas antes que pueda haber una quita en la deuda de 44.000 millones de dólares que mantiene Argentina con la entidad multilateral puesto que no se violaron los estatutos del acuerdo, según la entidad.

Rice respondió así al ser consultado por unas afirmaciones de la vicepresidenta, Cristina Fernández, quien aseguró el pasado fin de semana que «no se puede hacer una quita porque el estatuto lo prohíbe, pero también prohíbe prestar para fugar capitales».

En base a ese acuerdo stand-by (de contingencia) firmado con la administración anterior, el FMI prestó a Argentina unos 44.000 millones de dólares de los 56.300 millones previstos en un comienzo.

En contrapartida, el organismo multilateral exigió un ajuste en las partidas presupuestarias para llegar a un equilibrio en el déficit, lo que conllevaba un programa estricto en lo fiscal y en lo monetario.

El Gobierno actual sancionó el pasado miércoles en el Congreso un proyecto sobre la Restauración de Sostenibilidad de la Deuda Externa que permite renegociar los vencimientos de los títulos públicos emitidos bajo legislación extranjera.

Be the first to comment

Deja un comentario