marzo 29, 2020

Alarma derechista ante encuesta favorable al MAS en Bolivia

La Paz-. Una encuesta que confirma que el candidato presidencial del MAS, Luis Arce, tiene el mayor apoyo del electorado y está solo a cuatro puntos de ganar en la primera vuelta, motivó hoy alarma entre la derecha en Bolivia.

El nerviosismo ante el creciente respaldo al exministro de Economía fue abiertamente expresado por el presidente del Comité Cívico del oriental departamento de Santa Cruz, Rómulo Calvo, cuya agrupación de orientación regionalista jugó un rol clave en la asonada que obligó a renunciar al presidente Evo Morales.

Calvo criticó a los partidos afines por no leer los errores del pasado, es decir la división que los llevó a la derrota en las elecciones de octubre de 2019, ante lo cual, alegando fraude, propiciaron la renuncia del presidente Morales.

El sondeo, difundido ayer, verificó que Arce, con 31,6 por ciento de las preferencias, casi duplica los porcentajes de sus principales rivales, el exgobernante Carlos Mesa (17,1) y la presidenta golpista Jeanine Áñez (16,5).

El creciente apoyo al candidato del MAS, pese a una fuerte campaña política y mediática de acusaciones, detenciones y desprestigio contra sus dirigentes, equivale al 36 por ciento de los votos válidos, lo que lo acerca al 40 por ciento con el que Arce puede ganar la presidencia en la primera vuelta electoral.

‘Si no nos unimos, nuevamente estamos en peligro de perder la libertad y la democracia’, declaró Calvo, para quien el país solo tiene democracia si el MAS no gobierna, aunque la voluntad popular respalde al partido de Morales.

El dirigente derechista está ligado al candidato Luis Camacho (uno de los principales protagonistas de la asonada contra Morales), que en el sondeo citado solo tiene 9,6 por ciento de preferencias y ha sido objeto de manifestaciones de repudio en las ciudades de La Paz y la central de Cochabamba.

Señaló que el 3 de abril habrá una nueva reunión de partidos anti-MAS en la que dijo esperar que los partidos de derecha se unan contra lo que llamó ‘el enemigo común’, cuyo posible retorno al gobierno rechazó.

Entretanto, el exlíder sindical de la vecina ciudad de El Alto, Roberto de la Cruz, denunció el retorno a niveles de poder de Manuel Suárez exsecretario privado del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada, quien renunció en 2003 y fugó a Estados Unidos ante una protesta social generalizada.

De la Cruz señaló que la reciente designación de Suárez como vicecanciller motiva preocupación entre los dirigentes sociales de El Alto, debido que aquel régimen reprimió a sangre y fuego las protestas en esa urbe, por lo que Sánchez de Lozada es acusado aquí de crímenes de lesa contra la humanidad.

El exdirigente sindical condenó también la designación de quien señaló como exjefe de prensa de la embajada de Estados Unidos Erick Foronda, como secretario privado de la presidente del régimen, Jeanine Áñez.

Be the first to comment

Deja un comentario