julio 11, 2020

El cementerio de Dabeiba y el horror de falsos positivos en Colombia

Bogotá.- El cementerio Las Mercedes, en el municipio colombiano de Dabeiba (noroeste), es uno de los puntos que centra hoy una investigación sobre los llamados falsos positivos (ejecuciones extrajudiciales) en este país.

El proceso de exhumación en el cementerio se lleva a cabo dentro del caso tres de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), conocido como el de falsos positivos, y del estudio de las medidas cautelares de 18 lugares del país donde estarían los restos de personas desaparecidas. Como parte de ls pesquisa, la JEP, fruto del Acuerdo de Paz negociado en La Habana y firmado en 2016 por el Estado y la exguerrilla FARC-EP, informó que en las dos jornadas de inspección y exhumación en ese cementerio recuperó 54 cuerpos relacionados con los falsos positivos.

Los antropólogos y funcionarios de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, al cotejar la información suministrada por un compareciente de la Jurisdicción y varios testigos, se concentraron en 16 fosas del cementerio Las Mercedes donde recuperaron los cuerpos, refiere la información divulgada.

En diciembre de 2019 recuperaron 17 cuerpos relacionados con falsos positivos y en la segunda jornada de inspección y exhumación (entre el 17 y 21 de febrero último) recuperaron 37 cuerpos del cementerio de Dabeiba que habrían sido presentadas de manera ilegítima como bajas en combate por parte de agentes del Estado.

Según un comunicado divulgado por la JEP, dentro de estos hallazgos están los cuerpos de una familia con prendas militares, dos niños, varias mujeres, cuerpos con botas de caucho y cuerpos con cráneos con herida de arma de fuego con presencia de ojivas.

Adicionalmente, la semana pasada Medicina Legal recogió 45 tomas de muestras de ADN y realizó 60 entrevistas para los respectivos cotejos con los cuerpos exhumados en el cementerio de Las Mercedes.

Asimismo, la JEP adelantó varias inspecciones en zona rural de Dabeiba para fijar cinco puntos donde habría restos de personas desaparecidas por la exguerrilla FARC-EP.

Como parte del proceso, la Jurisdicción entregó a sus familiares el cuerpo del joven Edison Lexander Lezcano, cuyos restos habían sido exhumados del cementerio de ese municipio en una diligencia realizada en diciembre pasado.

Lezcano tenía 23 años de edad, era padre de tres hijos y se desempeñaba como agricultor en zona rural de Dabeiba cuando fue muerto por integrantes del Ejército Nacional en el año 2002, detalló.

‘Un joven honesto y trabajador, dedicado a las labores del campo, cuya vida le fue arrebatada a muy corta edad por un acto criminal cruel y sinsentido’, expresó el magistrado Alejandro Ramelli, quien presidió esa diligencia pública en presencia de la población de Dabeiba.

Con la entrega de este cuerpo se cierran 18 años de búsqueda para los familiares de Edison Lexander, expresó la JEP.

Asimismo, manifestó el compromiso de la JEP para seguir acompañando a las víctimas de desaparición forzada en el camino de restablecimiento de sus derechos fundamentales.

Con esta diligencia vuelve el cuerpo de un ser amado al seno de su familia, pero también buscamos contribuir a la recuperación y a la dignificación de la comunidad de Dabeiba, añadió.

Dabeiba tiene una historia de violencia muy larga, ha sido una región estratégica, han estado la FARC-EP, las Autodefensas Unidas de Colombia (organización paramilitar), se dieron numerosos combates, dijo posteriormente Ramelli al medio local BLU Radio.

Es una zona de guerra y conflicto armado. No es casual que sucedan ese tipo de cosas acá. Ha sufrido casi todos los fenómenos de violencia, agregó.

Be the first to comment

Deja un comentario