abril 4, 2020

Segunda encuesta de Ciesmori: lo que los analistas no dicen


Por Carlos Echazú Cortéz -.


Una vez que la empresa encuestadora Ciesmori ha presentado los resultados de su segunda encuesta a nivel nacional en relación a las preferencias electorales ante las elecciones del 3 de mayo, las tendencias van quedando cada vez más claras. Lo curioso es que los analistas, así como representantes de las diversas tiendas electorales, se han esforzado por ocultar, obviar u omitir lo que es más que evidente. Veamos:

Para nadie es un secreto que las encuestas subestiman el voto rural. Esto no es necesariamente una acción premeditada. Más bien se trata de dificultades técnicas que están implícitas en los procedimientos. Simplemente la encuesta es más fiable cuando se realiza en una zona concentrada que en una zona dispersa. Por esta razón, el que quiera apreciar objetivamente la encuesta de Ciesmori hecha pública el domingo 15 de marzo en la noche, tendrá que aumentarle puntos porcentuales a quien tiene mayor ventaja en el ámbito rural. Tampoco es secreto que ese voto es predominantemente favorable a Luis Arce, candidato del MAS. La misma encuesta lo ha mostrado fehacientemente cuando se presentaron las preferencias electorales separadas por ámbito rural y urbano. Allí, Luis Arce definitivamente ha arrasado. Por esta razón, a los 33,3 % puntos porcentuales que la encuesta le asigna al MAS tendrán que añadirse varios puntos. La duda radica en cuantos puntos más, pero que el porcentaje le sube, de eso no hay duda alguna.

En segundo lugar, siempre se discute en el análisis de las encuestas, a donde irán los votos de los llamados indecisos o de los que no han querido manifestar sus preferencias argumentando que el voto es secreto. En este aspecto, cabe señalar que aquellos que no han querido expresar sus preferencias, señalando una presunta indecisión, en realidad ya lo tienen decidido, pero por alguna razón tienen cierto temor a expresarlo. ¿Cuál será ese temor? Pues eso resulta obvio en una situación en la que se ha producido una aguda persecución política. Al respecto, si las Naciones Unidas han percibido esa persecución, pues los ciudadanos la han tenido que percibir con mayor claridad. Por otro lado, desde la derecha, se ha generado una estigmatización a los «masistas». Incluso se ha llegado a utilizar el término «masista» en sentido peyorativo. En ese marco, obviamente habrán quienes preferirán no manifestar públicamente su adherencia al MAS, especialmente si se trata de gente humilde, pero que a la hora de la verdad, votará por el MAS. Por esta razón, quien quiera realizar proyecciones objetivamente a partir de los resultados de la encuesta, tendrá que añadirle adicionalmente algunos puntos porcentuales al MAS.

En tercer lugar, la encuesta de Ciesmori no ha contemplado el voto en el exterior. Ya no se trata de un voto meramente simbólico, pues está alrededor de los 350 mil electores habilitados, una cifra que es comparable a los habilitados en Beni y Pando sumados. La mayor parte de ellos se encuentran el Argentina. Para quien dude que esa votación es predominantemente favorable al MAS, se lo invita a considerar las multitudinarias concentraciones que se han realizado allá junto a Evo Morales. Por esta razón, y una vez más, habría que adherirle algunos puntos procentuales a la votación del MAS que la encuesta de Ciesmori asigna.

Son estas tres las razones básicas las que permiten afirmar que la encuesta de Ciesmori anuncia la victoria cómoda del MAS en primera vuelta.

Otra cosa que los «analistas» de la encuesta han ignorado, es que ésta echa por tierra la suposición que la derecha ha venido planteando en torno a que la dispersión de sus candidaturas estarían por facilitar la victoria del MAS, puesto que, según ellos, una candidatura unida Anti-Masista ganaría las elecciones. Al respecto, la encuesta de Ciesmori ha revelado que eso no es cierto, puesto que Luis Arce vencería en una presunta segunda vuelta, tanto a Carlos Mesa como a Jeanine Añez, para no hablar ya de Camacho. Lo que habría que precisar, en este marco, es que aquello que la encuesta muestra como triunfos muy pequeños de Luis Arce, en realidad se convierten en triunfos muy cómodos por el efecto de los tres factores señalados líneas arriba.

Ahora bien, otra de las argumentaciones que se llevan adelante, especialmente por parte de los representantes de las tiendas políticas, es que la campaña presuntamente «ira develando» la «propuesta salvadora» de la propia tienda política y eso definirá el voto de los indecisos, constituyendo ese aspecto su carta de triunfo. Ese discurso lo realiza simplemente quien no sabe leer la realidad. Veamos:

Lo que esta elección tiene de particular es que los electores no votarán mirando adelante, aunque si lo hicieran, también estarían perdidos los frentes de la derecha, pues sus propuestas nos devuelven a los tiempos neoliberales. El elector votará mirando hacia atrás. Esta elección tiene algo de referendum: o el pueblo aprueba el golpe de Estado o lo condena; o el Pueblo aprueba las masacres de Sacaba y Senkata o las condena; o el pueblo cree que hubo fraude en las elecciones del pasado 20 de octubre o más bien considera que le robaron un nuevo triunfo electoral a Evo.
Finalmente, una última apreciación: Todo indica que la crisis económica que se avecina y que tendrá que ser enfrentada por el gobierno de la autoproclamada, arreciada por las repercusiones de las medidas adoptadas en el marco del Corona virus, sólo arreciarán las tendencias que se manifiestan en esta encuesta.

2 comentarios en Segunda encuesta de Ciesmori: lo que los analistas no dicen

  1. Estadisticamente no hay dudas del MAS ganar estas elecciones y los poderosos lo saben. Tecnicamente debido a los resultados los militares y la policia boliviana abortaran un verdadero golpe militar, en bolivia no existen garantias, respeto o etica politica, la descriminacion racial no solamente es indigenista, es tambien economica sobre todo en el sur, ademas los medios de comunicacion son fragiles, oportunistas y estan en manos de los poderosos y manipularan la verdad como lo siguen haciendo conjuntamrente con el sistema juridico.
    Frente a la verdad nadies concidera una guerra civil como lo deben estar tramando y elaborando la INTELIGENCIA del poder actual.

Deja un comentario