enero 8, 2022

Casi 40 años de solidaridad cubana con Bolivia

La Habana-. La cooperación médica cubana en Bolivia, que alcanzó extraordinarios niveles durante el gobierno del presidente Evo Morales e interrumpida por el actual régimen de facto, se remonta 37 años atrás al restablecerse las relaciones bilaterales.

Cuba y Bolivia reanudaron sus vínculos diplomáticas -rotos por varias dictaduras militares de la nación suramericana- el 11 de enero de 1983 en Managua, Nicaragua, durante una reunión del Buró de Coordinación del Movimiento de los Países No Alineados sobre América Latina y el Caribe.

Fue una de las primeras medidas del presidente Hernán Siles Zuazo, quien asumió durante tres años una frágil democracia en 1982. Bajo su mandato, ambos países suscribieron en 1985 un Convenio de Cooperación Científico-Técnica, que fue ampliado años más tarde bajo el gobierno de Evo Morales (2006-2019).

En abril de 1985, se inauguró en el Hospital de La Paz la Unidad de Cuidados Intensivos ‘Ismaelillo’, donada por Cuba para la atención de niños bolivianos.

Durante ese acto, al que asistieron el presidente Siles Zuazo, directivos de Salud Pública, diplomáticos cubanos y niños bolivianos, la Primera Dama, Teresa Ormachea de Siles, develó una placa con la cita del Héroe Nacional de Cuba, José Martí: ‘Los niños son la esperanza del mundo’.

Cuba inició así la colaboración en salud, entre otros sectores, la cual se incrementó con el paso de los años.

Durante el gobierno de Evo Morales, esa solidaridad abarcó 158 instalaciones sanitarias, con más de 18 mil profesionales de Cuba, que realizaron casi 74 millones de consultas médicas. Asimismo, más de un millón y medio de intervenciones quirúrgicas.

Los colaboradores médicos se desplegaron en 34 Hospitales Integrales Comunitarios, 119 Centros Integrales Comunitarios y cinco centros oftalmológicos en todas las regiones del país. Asimismo, se graduaron de medicina en Cuba unos cinco mil becarios bolivianos.

Todo ello quedó suspendido por el golpe de Estado de noviembre pasado, que ahora pretende usurpar propiedades asistenciales cubanas en La Paz, según denunció la Cancillería de Cuba esta semana.

Se trata de la Clínica del Colaborador, allanada y ocupada por los golpistas, violando los derechos de Cuba y las normas del derecho internacional, en medio de una campaña de mentiras contra la colaboración médica cubana, agregó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El gobierno cubano anunció que -sin renunciar a sus derechos como legítimo propietario- pone la instalación a disposición del pueblo boliviano para asistir a los enfermos de la Covid-19 mientras dure la pandemia en Bolivia.

Agrupaciones como el Movimiento Boliviano de Solidaridad con Cuba condenaron el asalto a la Clínica del Colaborador y agradecieron la colaboración médica cubana, de tan larga y fructífera trayectoria.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario