abril 19, 2021

Basta de cinismo

Por Jose Percy Paredes Coimbra-.


En verdad ya cansa tanto bla, bla, bla, mi, mi, mi; y los cínicos de siempre, rodeados de unos cuantos llunkus, tira saco de turno, rasgando vestiduras y, para no perder la costumbre, mintiendo descaradamente el pueblo, intentando implantar en el inconsciente colectivo, esa sensación de indefensión, de agresión, que ellos necesitan que sintamos para así, mirar a un costado cuando se les ocurra agredir nuevamente a la democracia, cuando ellos sean los que pisoteen los derechos humanos y no den a nadie el derecho al “debido proceso”, lloriquean tanto, que su famoso “debido proceso” ya parece un mantra; sólo que lo repiten tanto que, aparentemente para ellos, ya perdió el contenido, se volvió una palabra hueca, vacía, no la saben traer a los hechos.

A estos opinólogos tirabomba y cínicos, les quiero preguntar: ¿en algún momento ustedes vieron que una turba enfurecida fuera a arrancar a la señora Añez de su casa? ¿Que la golpearan y zarandearan hasta casi desnudarla rasgando sus ropas? ¿Acaso la tusaron? ¿Le arrancaron los cabellos con fuerza y violencia? ¿Y así, toda lastimada, asustada por estar en manos de una horda violenta y enceguecida, la bañaron en pintura (no hipoalergénica, ni siquiera apropiada para ser usada en piel humana) y luego, al mejor estilo del medioevo, la pasearon a rastras por las calles?

Este relato es de terror, ¿verdad? ¿Imposible pensar que pudiera suceder en pleno siglo veintiuno, no es así? Pero es el relato de lo que tuvo que vivir la Alcaldesa de Vinto, autoridad electa por su pueblo, no una arribista o paracaidista caída en el cargo por pura coincidencia (o talvez por puro cálculo político golpista); la señora Patricia Arce, AUTORIDAD ELECTA repito, tuvo que soportar la tortura, el terror, la humillación en manos de quienes gritaban que estaban defendiendo la libertad y la democracia!

¿Díganme, por favor, estoy loco o fuera de la realidad al no lograr entender cómo se conjuga democracia con tortura? ¿Libertad, con insultos y violencia por pensar y ser diferente?

Haciendo este ejercicio, me acabo de dar cuenta del porqué los que ayer fueron violentos criminales, esos “culitos blancos” (como acertadamente los identificó el señor Jaime Paz Zamora; muy preciso), que ordenan a sus turbas de delincuentes, realizar el trabajo sucio (las agresiones que les excitan, pero que no las pueden hacer públicamente), temen por la vida de sus cómplices, socios o tontos útiles. Acabo de entender por qué repiten como loros que se debe someter al debido proceso a todos/todas aquellos que fueron sus peones en el tablero político.

Sin miedo a equivocarme, les puedo decir que la barbarie que se vio en noviembre del 2019 contra las AUTORIDADES ELECTAS, quedó allí. El MAS IPSP es un instrumento político del pueblo y para el pueblo; no encaja en la definición de delincuente, malhechor y atropellador que tan bien les queda a ustedes. Cínicos mentirosos (valga la redundancia) que se visten de personas de bien, creyentes, servidores de nuestro señor Jesús Cristo, sin embargo son capaces de ultrajar y humillar a una mujer cuyo “pecado” fue ser una persona del pueblo, votada por el pueblo para ser su autoridad y, si por cualquier cosa de la vida tuviera alguna cuenta pendiente con la sociedad, lo correcto sería que con ella, ustedes hubieran hecho lo que el MAS está haciendo con la señora Añez y con todos sus compinches; en el marco de la ley, detenerlos y entregarlos al órgano judicial.

Ustedes, sepulcros blanqueados, podridos por dentro y adornados por fuera, no tienen siquiera el derecho de pensar que el pueblo es capaz de hacer (o siquiera pensar hacer) lo que ustedes hicieron en Noviembre del año 2019, cuando consumaban el golpe de estado al presidente constitucional Evo Morales.

Corren a esconderse en las oficinas de los comités cívicos, asegurando ser perseguidos políticos, cuando en realidad fueron retenidos con fines investigativos y puestos en libertad una vez finalizada la pesquisa que los incluía; este es el caso del hijo de Yerko Núñez; el haber secuestrado su celular mientras se lo interrogaba, es un procedimiento normal, acorde con prácticas internacionales de órganos policiales a lo largo y ancho del planeta. Y, los cínicos de siempre, se apresuran a decir que son “refugiados”, porque fueron “perseguidos”; se burlan de la ignorancia ajena, en sus memes llenos de racismo y odio, pero son bien más ignorantes al hacerse los que saben de lo que hablan y llamar las cosas o, mostrar los hechos tal y como NO SON.

O son ignorantes o mentirosos confesos; el hijo de Yerko Núñez, NO es ‘refugiado’, no está siendo ‘perseguido’; si así fuera, no lo hubieran liberado al finalizar su audiencia informativa; ni siquiera Yassir Molina, que está siendo investigado por organización criminal, fabricación ilícita de armas y afectación contra bienes del Estado (con denuncias formales en su contra) ha sido detenido y retenido sin la observación del debido proceso; ese joven del que se puede decir que es un maleante, por todas las denuncias en su contra, ya entró y salió de celdas de la policía, pero su proceso sigue y él lo está respondiendo en libertad.

Así que no se ASUSTEN, en este caso se están respetando los derechos humanos de todos los involucrados; el gobierno legítimo, electo por el 55,11% de los votos de los bolivianos y las bolivianas, quienes de manera LIBRE dieron su voto a favor de Arce, sin que medie presión, coerción o amedrentamiento (como lo que hicieron los “pititas” en el 2019); no secuestramos al pueblo para obligarlo a votar por un candidato determinado.

Este gobierno LEGÍTIMO, LEGAL y CONSTITUCIONAL, no va a rifar su alta credibilidad en revanchismos o pequeñeces del estilo. Lo que no puede, es permitir que la violencia y delincuencia que forzó la renuncia del entonces presidente constitucional, quede impune. Aunque a este pequeño grupo que ahora, lloriquea por el derecho al  “debido proceso”, no le guste, TODOS nuestros actos tienen consecuencias, peor si estos actos están reñidos con la democracia, con el respeto a los derechos humanos y con la legalidad.

Van a responder por sus crímenes, sí. Van a ser perseguidos, torturados, humillados; sus familias serán secuestradas, sus casas incendiadas, sus familiares violados, NO. Nadie hará lo que ustedes hicieron en NOVIEMBRE del 2019; LOS PITITAS y su violencia, su desenfreno racista e intolerante hacia el otro, el diferente, NUNCA MÁS.

HE DICHO.

 

 

Be the first to comment

Deja un comentario