septiembre 22, 2021

Gobierno recauda el doble de lo previsto con Impuesto a las Grandes Fortunas

Una de las medidas que el gobierno del presidente Luis Arce tomó para evitar una mayor caída de la economía, enfrentar los efectos de la pandemia y sentar las bases de la reactivación de la economía ha sido la creación del Impuesto a las Grandes Fortunas (IGF). El resultado ha sobrepasado las expectativas ya que de estimar que se iban a obtener inicialmente unos 100 millones de bolivianos, al 6 de abril se han conseguido más de 200 millones de bolivianos.

El presidente de Impuestos Internos, Mario Cazón, sostiene que de los 194 contribuyentes registrados hasta el pasado 6 de abril, 149 (77%) realizaron la declaración y pago del impuesto correspondiente a las personas naturales residentes en el país, y resalta que el cobro del IGF ha alejado los temores de otros sectores de la población de tener que pagar dicho impuesto.

La Época (LE).- El 28 de diciembre de 2020 se aprobó la Ley 1357, que determina el IGF, ¿cuál es el objetivo de esta medida?

Mario Cazón (MC).- Esta medida tiene los siguientes objetivos principales: por un lado, fortalecer la redistribución del ingreso y reactivar el mercado interno en el país; y por otro, hacer que nuestro sistema tributario sea más progresivo ya que el impuesto lo paga un reducido segmento de la población que concentra el mayor valor de bienes y activos financieros en Bolivia.

Esta norma es parte de un conjunto de acciones que, junto al Régimen de Reintegro del IVA, tienen el objeto de reactivar la economía, que fue afectada por la pandemia y las políticas improvisadas del gobierno de facto, y permitirán consolidar el Modelo Económico Social Comunitario Productivo (Mescp).

LE.- ¿Los resultados en cuanto a la aplicación de las medidas están acordes a la expectativa? ¿Cuál es el monto recaudado hasta el momento? ¿Cuál es el impacto de esta recaudación en los ingresos tributarios del país?

MC.- Hasta el pasado 6 de abril se han recaudado Bs 206 millones 832 mil 939. Considerando que la meta se ha establecido en Bs 100 millones, podemos señalar que la aplicación de esta medida ha estado acorde e incluso ha superado el doble de las expectativas.

LE.- La identificación del universo imponible, ¿ha implicado algunas dificultades al Sistema de Impuestos Internos (SIN)? ¿Quiénes están exceptuados de pagar el IGF?

MC.- La identificación de los sujetos pasivos del IGF se ha realizado con base a información obtenida en el marco de las competencias atribuidas por Ley a la Administración Tributaria, misma que prevé el resguardo de la confidencialidad de la información que se dispone para la aplicación del impuesto.

No están alcanzadas por el impuesto las empresas unipersonales, empresas públicas, sociedades comerciales, sociedades cooperativas, sociedades anónimas mixtas y toda otra persona jurídica, además de las personas naturales con patrimonio menor a los Bs 30 millones.

LE.- La alícuota aplicada es progresiva a medida que las fortunas son más altas, ¿puede comentarnos respecto a la cantidad de sujetos pasivos que tributaron según esta estratificación y los montos de recaudación en cada caso?

MC.- De los 194 contribuyentes registrados hasta el pasado 6 de abril, 149 (77%) realizaron la declaración y pago del impuesto correspondiente a las personas naturales residentes en el país, mismo que se distribuye de la siguiente manera en los tres estratos establecidos para el efecto:

  • El 60% de los contribuyentes declaró una fortuna mayor a Bs 50 millones y su pago representó el 89,7% de la recaudación del impuesto;
  • El 21% de los contribuyentes declaró una fortuna del primer estrato y su pago representó 4,5% de la recaudación del impuesto;
  • El 18% de los contribuyentes declaró una fortuna del segundo estrato y su pago representó el 5,8% de la recaudación del impuesto.

LE.- Comparativamente con otros países en los que se han aplicado impuestos parecidos, ¿cuáles con las principales similitudes y diferencias?

MC.- Las principales similitudes respecto a la aplicación de este tipo de impuesto están en relación al concepto de base imponible, que en general está constituida por el valor de derechos y/o bienes como muebles, inmuebles, activos financieros, entre otros; asimismo, a la aplicación de una escala progresiva de alícuotas a partir de un monto imponible, que en el caso de Bolivia excede a los Bs 30 millones.

En cuanto a las diferencias, las principales devienen de la vigencia del impuesto (de aplicación única o recurrente), la valuación de los bienes, deducciones y exenciones que se apliquen para su cálculo. Hay que recordar que la aplicación de los impuestos responde a la política económica de cada país, por ello si bien se pueden identificar similitudes y diferencias generales, su aplicación específica responde al contexto interno y externo en que estos se desenvuelven.

LE.- Un aspecto importante en este impuesto es el alcance a la propiedad o fortuna de los aportantes al lGF en el exterior. Este aspecto implica fortalecer los mecanismos de control a la salida de capital a otros países y la posibilidad de colaboración del sistema financiero y tributario a nivel internacional. ¿Se ha identificado estos casos? ¿Cuáles han sido los medios utilizados? ¿Qué porcentaje de la propiedad declarada por los aportantes de encuentra en el exterior?

MC.- El SIN realiza el control del cumplimiento de las obligaciones tributarias desde una perspectiva de riesgo y ello implica un proceso sistemático que, para el caso del IGF, empieza con el registro de los contribuyentes sujetos al impuesto, continúa con el control de la declaración y pago del impuesto en los plazos establecidos, para finalmente verificar que lo que estos contribuyentes hayan declarado y pagado sea veraz y exacto.

Debido a que el plazo para la declaración de los no residentes fenece el 30 de abril de este año, nos encontramos todavía en la segunda etapa de control, que consiste en la de presentación y pago en plazo del impuesto.

LE.- El resultado más plausible de este impuesto es su contribución a la reducción de la desigualdad en Bolivia, ¿cuál es el impacto esperado en este aspecto?

MC.- Con los ingresos del IGF lo que se logra es una mayor disponibilidad de recursos para el Estado, lo que le permitirá atender necesidades relacionadas a la salud, educación e inversión, además de hacer que nuestro sistema tributario sea más progresivo, es decir, donde los que tienen más aporten más al Estado; de esta manera, se espera que su impacto en la economía se traduzca en la reactivación económica y en el retorno a la senda del crecimiento económico del país.

Be the first to comment

Deja un comentario