mayo 9, 2021

Sobre la basura, y la crisis ecológica desde el centro y la periferia


Por  Rafaela M. Molina Vargas * -.


La acumulación de basura y la gestión de residuos sólidos es una de las preocupaciones ligadas a la contaminación y la crisis ecológica. Sin embargo, es un tema que se aborda de forma muy superficial y exageradamente simplificada, lo que impide que se generen discusiones y soluciones estructurales e integrales. Así como la crisis ecológica en conjunto, necesita ser abordada diferenciando las mecanismos y realidades del centro y la periferia de nuestro sistema-mundo capitalista, para así desentrañar no solo los impactos ambientales sino las relaciones de poder y desigualdades subyacentes.

Francia por ejemplo es el país que más desechos plásticos produce de la región del Mediterráneo afectando largamente a los ecosistemas marinos, según un informe de WWF. También es uno de muchos países europeos que “exportan” desechos a países en desarrollo fuera de la Unión Europa para reciclar. En 2018 fueron aproximadamente 1,8 millones de toneladas de desechos. Es lo que a los países desarrollados les gusta llamar Economía Circular. Es decir, una circularidad que soluciona los problemas de países desarrollados y consumistas transfiriéndolos a los países pobres. Sin embargo, este concepto también puede y debe ser enfocado y aplicado sin ese matiz colonialista y llegar a ser una verdadera propuesta para la gestión integral de residuos sólidos, siempre y cuando el circulo no lo cierren los países o los sectores más pobres1.

En Bolivia la basura es también un problema, y aunque en diferente escala, también genera graves consecuencias tanto en las ciudades como en ecosistemas acuáticos como el Lago Titicaca y el lago Uru Uru. En respuesta, desde hace varios años se han desarrollado convocatorias e iniciativas para limpiar estos lagos. En 2018 por ejemplo más de 30 mujeres de comunidades de Perú y Bolivia se organizaron para limpiar el Lago Titicaca, como parte de la campaña anual “Desaguadero te quiero limpio”2. El año 2019 como cuarto año de dicha campaña se logró convocar a cerca de 10 000 personas de Perú y Bolivia3. Por otro lado, en marzo de 2021 el alcalde electo de Oruro Adhemar Wilcarani convocó y encabezó una campaña de limpieza del Lago Uru Uru con voluntarios y maquinaria. Asimismo, en el Laboratorio de Calidad Ambiental del Instituto de Ecología de la UMSA se desarrollan investigaciones sobre la Totora y otras plantas con capacidad de descontaminar aguas, y bacterias con capacidad de bioremediación de metales pesados. Sin embargo, no recuerdo que ninguna de estas iniciativas, campañas o investigaciones ya sean de voluntarios, autoridades gubernamentales o científicos saltaran a la fama como lo hizo recientemente el francés Alexis Dessard.

La lógica pregunta es ¿Por qué? ¿Por qué para la prensa un ciudadano francés llama más la atención que mujeres de pollera organizadas limpiando el lago Titicaca? ¿Por qué la investigación científica emociona menos? ¿Por qué el colonialismo que tenemos aún atravesado y el anti-masismo actual nos impide reconocer la iniciativa de un alcalde del MAS y en cambio nos hace idolatrar a un europeo que hace lo mismo? E hilando más fino ¿La solución al problema de la basura es simplemente el recojo? ¿Esa es la función del MMAyA?

Lamentablemente, una vez más los medios de comunicación y la prensa hacen gala de un sesgo colonialista. Aunque también es penoso reconocer que parte de la población tampoco puede evitar sentir admiración por un extranjero que convoca a limpiar, sin conocer las iniciativas locales y más organizadas, y menos aún las funciones del Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

Pero, como la mayoría de las problemáticas ambientales, son mucho más complejas y requieren de un manejo integral. Por un lado, la causa profunda de la acumulación de basura, es el sistema de producción y consumo y las desigualdades derivadas. El primer paso debería implicar la reducción del consumo, principalmente en ciudades. Y la verdadera gestión y manejo de residuos sólidos debe incluir la adecuada planificación de los rellenos sanitarios a nivel municipal para que no terminen estableciéndose y afectando a poblaciones pobres, la gestión de un sistema de reciclaje eficaz y accesible, la oferta de alternativas al plástico, e incluso la regulación de su uso, principalmente en las grandes empresas y evitando que el peso recaiga sobre los sectores más vulnerables.  Es decir, considerando también como eje transversal la justicia ambiental. Y claro, falta mucho por avanzar. Pero este avance debe hacerse desde nuestro enfoque de Madre Tierra, es decir, considerando los derechos y necesidades humanas como parte del análisis para conservar, y resolver la contaminación y la crisis ecológica.

En este contexto el rol de Alexis Dessard, el ciudadano francés que con buenas intenciones convocó a la limpieza de lagos en Bolivia debe ser valorado como todas las iniciativas locales similares. No obstante, no debe impedir que veamos la globalidad de la crisis ecológica y sus desigualdades.

Así, primero podremos demandar que los países europeos dejen de exportar residuos sólidos a países pobres mientras nos exigen maximizar nuestros esfuerzos, o exigir que reduzcan su huella de carbono, que incluso transfiere emisiones de gases de efecto invernadero y sus impactos a países del sur4, y en conjunto podremos resistir a estas formas de imperialismo ecológico5 o lo que Enrique Leff llama “explotación conservacionista de la naturaleza”6. En otras palabras, podremos empezar a construir desde nuestros países del Sur Global un nuevo horizonte necesariamente equitativo, ecológicamente sustentable y fundamentalmente soberano.


  • Bióloga, con una maestría en Ecología Biodiversidad y Evolución de la Universidad La Sorbona, ecosocialista, feminista

1 Ver Ivan Zambrana Flores. (2021).  Los municipios y la basura: cómo cerrar la economía circular. La Época. Edición Impresa 899 De La Época, Del Domingo 21 Al Sábado 28 De Febrero De 2021. https://www.la-epoca.com.bo/2021/02/25/edicion-impresa-899-de-la-epoca-del-domingo-21-al-sabado-28-de-febrero-de-2021-pdf/

2 Wara Arteaga. (2018) Mujeres de Perú y Bolivia se unen para limpiar el Titicaca.  Página Siete. 3 de marzo de 2018.

https://www.paginasiete.bo/sociedad/2018/3/3/mujeres-per-bolivia-unen-para-limpiar-titicaca-171803.html

3 Wara Arteaga. (2019). Con escobas y palas, Bolivia y Perú limpian el Desaguadero. Página Siete. 25 de abril de 2019. https://www.paginasiete.bo/sociedad/2019/4/25/con-escobas-palas-bolivia-peru-limpian-el-desaguadero-216150.html

4 Finke, M., & Gautier, C. (2013). Les émissions importées: le passager clandestin du commerce mondial. Réseau Action Climat France (http://www. rac-f. org/IMG/pdf/EMISSIONS-IMPORTEES_RAC-Ademe-Citepa. pdf).
5 Foster, J. B., & Clark, B. (2004). Imperialismo Ecológico: la maldición del capitalismo. Socialist register.
6 Leff, E. (2005). La geopolítica de la biodiversidad y el desarrollo sustentable. Revista del Observatorio Social de América Latina, 17(1), 185-209.

 

Be the first to comment

Deja un comentario