septiembre 22, 2021

Moreno: el peor presidente de la historia ecuatoriana


Por Soledad Buendía Herdoíza * -.


Este próximo 24 de mayo termina el periodo dictatorial de Lenín Moreno Garcés, el peor presidente de la historia contemporánea en Ecuador. Y eso es decir mucho, ya que el pueblo ecuatoriano ha tenido que soportar a muchos y muy malos políticos sentados en el Palacio de Carondelet. Moreno supera incluso a Jamil Mahuad, que en el año 2000 confiscó las cuentas de los ciudadanos con un feriado bancario que destruyó la economía y causó una crisis social sin precedentes, quiebras, desempleo y migración obligada de millones de compatriotas.

Durante el desgobierno de los últimos cuatro años el pueblo sufrió tantas desgracias juntas, una consulta popular mañosa e inconstitucional para poner a dedo a todas las autoridades de control y tomarse por asalto la institucionalidad del Estado. Incapacidad operativa en la administración pública, endeudamiento injustificado, no construyó ni una sola obra significativa. Impulsó leyes para favorecer intereses económicos de grupos transnacionales, perdonó las deudas de las grandes empresas y corporaciones, mientras los despidos de los trabajadores se multiplicaban acogiendo reformas laborales antiderechos.

En octubre de 2019 sus medidas económicas neoliberales provocaron el rechazo masivo de la población y un paro nacional liderado por el movimiento indígena. La represión violenta fue la respuesta del Gobierno: presos, ejecuciones extrajudiciales, detenciones al margen de la ley y varios muertos fue el saldo que dejó. Las violaciones a los Derechos Humanos, según el informe de la Defensoría del Pueblo, constituyen delitos de lesa humanidad y sus responsables deberán enfrentar demandas internacionales. Lo sucedido en octubre de 2019 supera los abusos ocurridos en 1984, durante el gobierno de León Febres Cordero.

Moreno será recordado como el peor presidente que ha llegado a dirigir las riendas del país andino, su pésimo manejo de la pandemia, el reparto de hospitales por favores políticos y la vacunación VIP solo para privilegiados, provocó en las calles de las principales ciudades la desolación. Toques de queda, falta de registros de defunciones, médicos sin insumos, hospitales en emergencia, ciudadanos sin respuestas falleciendo en las puertas de clínicas y centros de salud, miles de muertos.

Más del 92% de los ecuatorianos piensan que la gestión de Lenín Moreno fue mala, y aseguran que llevó a país por “el camino equivocado”; su credibilidad al final de su periodo está en menos del 6%.

Su gobierno de traición, persecución y muerte endeudó al Ecuador, dejando el saldo de la deuda externa a marzo de 2021 en 45 mil 228,39 millones dólares. El crecimiento de la deuda pública fue permanente en su mandato, aumentó más de 20 puntos porcentuales.

Moreno se va. ¡Se va! ¡Y qué bueno que se vaya!


* Miembro de la Asamblea Nacional del Ecuador.

Be the first to comment

Deja un comentario