julio 24, 2021

La teoría de la sucesión constitucional se hace añicos


Por La Época-.


La teoría del fraude y de la sucesión constitucional se cae a pedazos. La realidad concreta, que es la que esta vez ha logrado desplazar a la construcción mediática de otra realidad ficticia, muestra de manera fehaciente que en noviembre de 2019 se registró un golpe de Estado contra el Proceso de Cambio y la continuidad de Evo Morales.

La Iglesia católica y unos audios en los que se registran los planes del exministro de Defensa, Luis Fernando López, representan otros dos elementos que aportan a confirmar que la derecha, en todas sus expresiones y formas, se articuló con fines antidemocráticos y, lo que es peor, que una de sus fracciones, la más radical, estaba dispuesta a volver a producir un baño de sangre después de que el binomio Luis Arce y David Choquehuanca ganaran las elecciones de octubre de 2020.

La memoria presentada por la Iglesia católica, ampliamente difundida por los medios hegemónicos, lejos de reforzar la teoría de la sucesión constitucional más bien la ha debilitado. Titulada “Memoria de los hechos del proceso de pacificación en Bolivia octubre 2019 – enero 2020”, el documento de la jerarquía católica, que en la más de las veces no expresa lo que piensan los creyentes de base, incorpora varios elementos que evidencian los acuerdos oscuros de la derecha boliviana y de legaciones diplomáticas de la Unión Europea, Estados Unidos y Brasil para consumar el golpe a la democracia.

En primer lugar, se sostiene que el domingo 10 de noviembre, en horas de la tarde, el señor Carlos Mesa, que optó por el silencio ante el Ministerio Público para tratar de borrar su participación en el golpe de Estado, le pidió a su asesor Ricardo Paz que llamara a la entonces segunda vicepresidenta del Senado, Jeanine Áñez, para preguntarle si estaba dispuesta a asumir la presidencia del país. Es decir, no les importaba que la sucesión fuera constitucional.

Segundo, en la memoria los jerarcas católicos sostienen que se buscó una salida lo más próxima a la Constitución Política del Estado. Confesión de parte, relevo de prueba. Los actos, más aún si son en esas circunstancias, o se ajustan a la Constitución o no son constitucionales.

Pero si hay algo que termina de hundir la teoría del fraude y de la sucesión constitucional es la publicación de un periódico estadounidense que, sobre la base de audios en los que se escucha la voz de López, hoy prófugo en Brasil, confirman la clara intención política de evitar que Luis Arce, ganador en los comicios por más del 55%, asumiera la presidencia de Bolivia. Si bien los audios revelan la ignorancia del exministro en materia de organización y planificación militar; pensar traer cerca de 10 mil mercenarios para invadir el país da cuenta de los límites de conocimiento de quien arengaba a las tropas con el discurso del enemigo externo.

Ahora más que nunca le corresponde a los partidos de derecha, a la Iglesia católica, a las representaciones diplomáticas nombradas, y a los medios hegemónicos, pedirle perdón al pueblo boliviano por semejante aventura. El golpe de Estado significó muertes, encarcelamientos y persecuciones indebidas, una crisis económica por la falta de visión de Estado, la demora de un año para enfrentar la pandemia y una innecesaria crisis política.

Be the first to comment

Deja un comentario