septiembre 16, 2021

Víctimas de masacres en Bolivia piden al Papa que Iglesia se disculpe por el golpe

LA PAZ (Sputnik) — Víctimas de masacres políticas ocurridas en Bolivia en 2019, representadas por la Asamblea de Derechos Humanos de la ciudad de El Alto (APDH-EA) anunciaron que pedirán al Papa Francisco que la Iglesia Católica local pida disculpas por su apoyo al golpe de Estado de ese año.

«Al líder espiritual de la Iglesia Católica pedimos exhorte a la Secretaría General de la CEB (Conferencia Episcopal Boliviana) pida disculpas por defender al violento [golpe] y haber menospreciado a las víctimas», dijo la APDH-EA en un comunicado.

La declaración se sumó a las protestas de sectores del oficialismo y de movimientos sociales contra un informe de la CEB que trató de justificar la autoproclamación del gobierno transitorio de Jeanine Áñez y describió como «enfrentamientos» a las masacres que siguieron al golpe, dejando más de 30 civiles muertos.

La Defensora del Pueblo, Nadia Cruz, y el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, anunciaron la semana pasada por separado que enviarían cartas de protesta al Papa para contrarrestar la versión de la crisis política presentada por los obispos.

Repudio

«La APDH-EA, junto a las víctimas de noviembre de 2019, familiares de los asesinados, heridos y torturados, expresamos nuestro repudio contra la CEB por su falta de sentido humanitario, solidario y fraterno», sostuvo la asamblea alteña.

El comunicado acusó a los obispos de «justificar pecados» con su versión supuestamente parcializada de la violencia de 2019, especialmente en las localidades de Sacaba (Cochabamba, centro), y Senkata (El Alto).

La APDH-EA cuestionó también que los obispos se hayan alineado con la versión de Áñez y en general la derecha política local de que el cambio de Gobierno de 2019 no fue un golpe sino una «sucesión constitucional» ante un «vacío de poder» por la renuncia de Evo Morales a la presidencia.

Los obispos no mencionaron qué provocó el supuesto «vacío de poder» e ignoraron en su informe «las graves violaciones a los derechos humanos, como las masacres de Senkata y Sacaba (y) los juicios extrajudiciales», señaló el comunicado.

Sostuvo que, en ese marco, la «pacificación» tras el golpe, que los obispos dicen haber impulsado, «pasa por promover la impunidad de quierenes ordenaron despreciar la disginidad de seres humanos».

La APDH-EA añadió que, al margen del debate político sobre la crisis de 2019, «lo real de lo real es que se cometieron delitos y grave vulneración de los derechos humanos».

La declaración fue emitida mientras la Fiscalía avanza las investigaciones para enjuiciar por vía penal ordinaria a Áñez, junto a varios de sus exministros y exjefes militares y policiales, por el cargo de golpe de Estado.

Ese proceso, por el cual Áñez está en detención preventiva desde marzo, se desarrolla a partir de una denuncia de la exdiputada Lidia Patty, del Movimiento Al Socialismo, a la cual se sumó el presidente del Senado, el oficialista Andrónico Rodríguez.

Be the first to comment

Deja un comentario