septiembre 28, 2021

Bolivia reitera que no aceptará pacto de silencio en lo referente al golpe de Estado

El informe final del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre la represión durante el golpe de Estado en Bolivia confirmó la violación a los derechos humanos a manos de los golpistas por lo cual los responsables deberán ser juzgados, indicaron este miércoles funcionarios del Gobierno actual.

En el marco de las reacciones a la presentación del documento del grupo investigador, la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, confirmó que hubo golpe de Estado, como lo indicó el mandatario Luis Arce, ante el cual, ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, afirmó que la reconciliación no es un pacto de silencio.

Nela Prada recordó que en una sesión sin el quórum correspondiente se proclamó presidenta de la Cámara de Senadores Jeanine Áñez y, posteriormente, en la Asamblea Legislativa sin quorum se proclamó presidenta transitoria de Bolivia.

La ministra recordó que el documento entregado el martes por los expertos internacionales sobre los hechos de violencia ocurridos en Bolivia entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019 demuestra cuál es la vía constitucional de sucesión presidencial y hasta dónde llega en caso de renuncia y ausencia de mandatarios.

Dijo que el informe final demuestra las violaciones a los derechos de las familias bolivianas mediante represiones con consecuencias fatales, además de un daño al sistema democrático de Bolivia.

El presidente Luis Arce reafirmó este martes que el informe dejó claro que se perpetraron graves violaciones a los DD.HH., masacres y ejecuciones extrajudiciales por parte del Gobierno de facto.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, afirmó que se necesita empezar con el proceso de reconciliación en el país, pero sin que eso signifique asumir un pacto de silencio.

Del Castillo afirmó también que reconciliación no puede significar silencio porque hay decenas y centenas de familias bolivianas que están exigiendo justicia, enfatizó.

En la misma línea, también el martes, el presidente Luis Arce dijo que no permitirá que se acalle todo lo ocurrido durante la administración de Jeanine Áñez, debido a amenazas de un nuevo golpe de Estado.

La presentación del informe se produjo en medio de versiones sobre la intención de grupos de derecha de promover un golpe contra el Gobierno de Arce , a lo que se suma la insistencia de algunas voces de la oposición boliviana en rechazar el golpe de Estado contra el expresidente Evo Morales en 2019.

Be the first to comment

Deja un comentario