septiembre 28, 2021

Imputan a exfuncionarios argentinos por envío de armas a Bolivia

Buenos Aires-. El exjefe de Gabinete del expresidente argentino Mauricio Macri, Marcos Peña, y el excanciller Jorge Faurie, se suman hoy a los imputados en la causa sobre envío de armamento para reprimir las protestas en Bolivia en 2019.

El fiscal del fuero Penal Económico, Claudio Navas Rial, puso la lupa a los exfuncionarios de la gestión macrista en medio de las investigaciones sobre el escandaloso caso destapado hace poco más de un mes atrás por el gobierno boliviano, que involucra a Macri y varios miembros de gestión por mandar material bélico al entonces gobierno de facto de Jeanine Añez.

Asimismo. quedó imputado también el exsecretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, en esta nueva ampliación de la denuncia original presentada la semana pasada por funcionarios del actual gobierno, que encontraron más elementos contra los involucrados en el caso.

‘Los elementos arrimados por los denunciantes en esta oportunidad permiten robustecer preliminarmente la hipótesis del caso originalmente trazada, a la vez que justifican dirigir la atención de la pesquisa a la conducta atribuida a los entonces jefe de Gabinete, al canciller y al secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación en cuanto a una supuesta participación en los hechos’, señala la imputación, a la que tuvo acceso la agencia Télam.

El expresidente Macri, junto a otros exfuncionarios como la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el exministro de Defensa, Oscar Aguad, son investigados hoy por contrabando agravado, mientras siguen saliendo a flote más documentos y material de la participación directa de su gestión en el envío de municiones para reprimir las manifestaciones tras el golpe de estado al exmandatario Evo Morales.

En la ampliación, rubricada por el actual Ministro de Justicia, Martín Soria, su par de Seguridad, Sabina Frederic, y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, se precisa que desde la Casa Rosada se organizó la salida de las 70 mil balas antitumulto que terminaron en poder de la policía y de la Fuerza Aérea Boliviana el 13 de noviembre de 2019, cuando ya el golpe contra Morales era un hecho.

Be the first to comment

Deja un comentario