noviembre 29, 2021

Bolivia denunció que los golpistas de 2019 convocan ahora a un paro

La Paz-. El gobierno boliviano aseguró hoy que los sectores derechistas que convocaron a un paro nacional desde el 8 de noviembre son los mismos que tomaron el país en 2019 mediante un golpe de Estado.

Esos políticos opositores promueven el receso en contra del Plan de Desarrollo Económico y Social, aunque este ya fue aprobado el martes por el Senado y no afecta las autonomías, añadió el ministro de Obras Públicas Édgar Montaño.

El titular responsabilizó al llamado “comité cívico” y a algunas organizaciones derechistas por la convocatoria al paro indefinido, cuyos gestores rechazan el texto refrendado el 2 de noviembre por la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Montaño explicó en rueda de prensa que el citado Plan 2021-2025 muestra una inversión para ese lapso de 33 mil 197 millones de dólares en distintas iniciativas para el desarrollo.

Esa importante suma –precisó- será destinada a diferentes obras e iniciativas que impulsarán el crecimiento económico y reducirán la pobreza extrema y moderada.

El Ministro advirtió a los golpistas que el paro podría causar pérdidas diarias de 112 millones de dólares, mientras que solo en departamentos como Santa Cruz, la cifra sería de 32 millones de dólares por día.

Montaño adelantó que mañana se reunirá con la dirigencia de los transportistas a nivel nacional para expresarles a ellos y al pueblo la etapa de democracia, reconstrucción y paz que vive el país.

“Hay un grupo que quiere entrar a la fuerza a tomar el Estado y eso el pueblo boliviano, con toda seguridad, no lo va a permitir”, aseguró la autoridad.

Expresó también su confianza en que durante el encuentro de este viernes “los hermanos transportistas y todos los dirigentes a nivel nacional, le diremos sí a la reconstrucción de la economía del pueblo boliviano”

La población de la nación andina, liderada por sectores oficiales, organizaciones sociales, obreras, indígenas, femeninas, universitarias y populares advirtieron en las últimas horas que desacatarán el paro nacional.

Entre ellas figuran la alianza indígena y agraria Pacto de Unidad y la Central Obrera Boliviana, que se declararon este jueves “en emergencia” para defender al Gobierno del presidente Arce.

Las organizaciones coincidieron en una declaración en preservar la estabilidad económica, política y social del país, “frente a los afanes de la derecha política de provocar convulsión y un nuevo golpe de Estado”.

También llamaron a sus entidades afiliadas a mantener la armonía y la paz, guiados por el gobierno democráticamente elegido del presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca.

La convocatoria exhorta “al pueblo en su conjunto” a luchar por una Bolivia Plurinacional unida, junto a las organizaciones declaradas en emergencia como la Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa.

Be the first to comment

Deja un comentario