diciembre 6, 2021

Estados Unidos intenta provocar situación de sufrimiento en el pueblo cubano para generar un estallido social (+ videos)

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, denunció la presunta injerencia directa del Gobierno de EE.UU. al alentar una marcha opositora programada para el próximo 15 de noviembre en la isla, justo cuando el país se conduce a una apertura y reactivación de su economía.

En una reunión con el cuerpo diplomático acreditado en Cuba, el canciller apuntó a «intentos desestabilizadores» por parte de Washington con esa movilización y que los mismos han sido incitados desde hace varios meses.

Rodríguez dijo que desde el pasado 22 de septiembre se han producido 29 declaraciones del Gobierno de EE.UU. y de figuras influyentes del Congreso de esa nación «dirigidas todas a alentar, orientar e instigar a acciones de desestabilización» en Cuba.

«Instigan al desafío al orden constitucional, a las leyes cubanas y a las autoridades», comentó el canciller, tras hacer alusión a los 59 mensajes que ha emitido la Embajada de EE.UU. en La Habana en octubre, de los cuales «36 de ellos relacionados con estos asuntos».

INFORMACIÓN RELACIONADA: Presentación especial del Canciller cubano ante el Cuerpo Diplomático acreditado en Cuba (+video)

El ministro reiteró ante los diplomáticos las denuncias que ha presentado La Habana sobre los constantes ataques desde Washington, incluyendo el largo bloqueo económico y las más de 60 sanciones durante la pandemia del coronavirus.

«Debo señalar que el financiamiento federal de los EE.UU. para la guerra contra Cuba, guerra económica, guerra política, guerra comercial y financiera, guerra no convencional con acciones de desestabilización, se ha incrementado y fluye de manera permanente», enfatizó.

Comentó que el eje central de esa agresiva política de EE.UU. es el de tratar de mostrar a Cuba como «un Estado fallido», con el único propósito de arreciar las campañas contra la isla y «provocar situaciones de sufrimiento» en el pueblo cubano, con la esperanza de que generen condiciones que provoquen el llamado «estallido social».

«Facebook podría ser demandada»

El canciller cubano indicó que EE.UU. se vale de las redes sociales y otras plataformas comunicacionales en línea para sus actividades desestabilizadoras en la isla, con operadores que residen en territorio estadounidense, en países europeos y en casos muy específicos en la propia Cuba.

«Es una operación que se organiza desde el punto de vista material y práctico, en lo fundamental, desde territorio de los EE.UU., que conecta con grupos violentos con un pasado, incluso un presente, de acciones terroristas contra nuestro pueblo y contra las embajadas de Cuba en diversos países», mencionó.

«No existe derecho alguno, a nivel internacional, ni en la legislación nacional cubana, que avale la práctica estadounidense de financiar acciones e individuos para atentar contra el orden constitucional y el derecho de los cubanos a la paz y la tranquilidad», dijo el canciller.

Una de las plataformas a las que apuntó Rodríguez y que estaría siendo utilizada en esta campaña contra Cuba, es Facebook, ya que los grupos privados que se han establecido en la red social servirían para realizar actividades ilegales, desde el punto de vista del derecho internacional.

En ese sentido, denunció que desde estos grupos se han estado «alterando logaritmos» y «el mecanismo de geolocalización» para simular la presencia masiva en Cuba de personas y cuentas que se sabe que radican fuera del país.

«Facebook podría ser perfectamente, con estricto apego a la ley, demandada por estas prácticas contra Cuba, advirtió Rodríguez.

Reapertura en la isla

Rodríguez recordó que justamente el 15 de noviembre se producirá la apertura del país y la reactivación de la economía, los estudiantes de primaria cubanos volverán a las aulas y se hará el reinicio a escala masiva de los vuelos internacionales.

«Tendremos la oportunidad de acoger a nuestros compatriotas que han permanecido períodos prolongados fuera de cuba sin haber podido regresar por las dificultades de conectividad aérea o por dificultades incluso financieras que la pandemia ha ocasionado», dijo el ministro.

También señaló que recibirán en mayor medida al turismo internacional, visitantes de todas las latitudes, incluyendo a estadounidenses.

«No vamos, de ninguna manera, a permitir que la agresión organizada desde el exterior, con el empleo de agentes internos reclutados, entrenados, financiados, organizados, incluso a veces transportados directamente en vehículos diplomáticos de la Embajada de los EE.UU. acreditada en La Habana, vaya a echar a perder este momento de alegría de nuestro pueblo», enfatizó.

El canciller llamó a la comunidad internacional a rechazar esta nueva maniobra de EE.UU., ya que «se trata de un acto grave, inaceptable y violatorio del derecho internacional».

Be the first to comment

Deja un comentario