mayo 16, 2022

Embajador Arce confirma que el 2 de marzo el GIEI-Bolivia presentará su informe final ante el Consejo Permanente de la OEA

El embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Héctor Arce, confirmó este domingo que el próximo 2 de marzo el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presentará ante el Consejo Permanente de ese organismo internacional su informe final sobre los hechos de violencia y vulneración de los derechos humanos ocurridos entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019.

“Se ha de presentar día 2 de marzo, el miércoles 2 de marzo, el siguiente miércoles de la siguiente semana, a las 10.00, ante el pleno del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos. El Consejo Permanente es el órgano de gobierno más importante que tiene la organización”, señaló en entrevista para el programa Las 7 en el 7 de Bolivia Tv.

Dijo que en este escenario internacional, “de voz propia de los cinco miembros del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, el GIEI-Bolivia”, se dará a conocer el documento de 478 páginas que recopila las vulneraciones a los derechos humanos cometidas durante el régimen de Jeanine Áñez.

“Recordemos, este grupo que ha trabajado durante ocho meses con un equipo técnico de gran solvencia, con un equipo internacional multidisciplinario y de gran experticia en materia de derechos humanos, han de presentar ante el Consejo Permanente este informe, es un informe final de 478 páginas”, sotuvo.

Resaltó el informe final del GIEI relata y establece “con una calidad verdaderamente científica y absoluta las graves violaciones a los derechos humanos” que se vivieron en 2019.

Dijo que en el documento se hace un análisis del Decreto Supremo 4078, conocido como el “decreto de la muerte”, firmado por Jeanine Áñez y su gabinete de ministros, por el cual se exceptúa de responsabilidad penal a los miembros de las Fuerzas Armadas en sus labores represivas.

“Esta situación, obviamente, generó que al día siguiente se dé la primera masacre, la masacre de Sacaba donde mueren 11 personas, y tres días después la masacre de Senkata donde mueren también alrededor de 10 personas. En total suman 38 víctimas fatales, las que perdieron la vida a causa de la represión indiscriminada y el decreto supremo que prácticamente se convirtió en una autorización para el uso irracional e irrestricto de la fuerza”, sostuvo.

Arce señaló que el GIEI-Bolivia en su informe establece una serie de violaciones “gravísimas” a los derechos humanos, de las cuales resalta la tipificada como “ejecuciones sumarias”, que son la “peor forma de quitar la vida, la peor forma de masacres, reducir y quitar la vida a una persona cuando está indefensa, cuando está reducida, cuando está huyendo, cuando no tiene capacidad de defenderse”.

El 15 de noviembre de 2019, durante el régimen de Áñez, al menos 11 civiles perdieron la vida y otros 120 resultaron heridos en Sacaba, Cochabamba. El GIEI estableció que en la matanza de Sacaba se produjeron ejecuciones sumarias.

El Grupo Interdisciplinario añade que durante la gestión de Áñez se produjo la masacre de Senkata, en la ciudad de El Alto, donde el 19 de noviembre de 2019 perdieron la vida otras 11 personas, todas indígenas, y 78 resultaron heridas.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario