mayo 16, 2022

BCB: Informe de Política Monetaria destaca la estabilidad y recuperación de la economía nacional

El Banco Central de Bolivia (BCB) presentó este martes el Informe de Política Monetaria (IPM) de enero 2022 que recopila y describe las políticas implementadas en 2021 que hicieron posible que ahora el país goce de estabilidad cambiaria y proyecte una economía con crecimiento sostenido y baja inflación.

Según los datos del ente emisor, a partir de la recuperación de la democracia en las urnas, el Gobierno nacional retomó el Modelo Económico Social Comunitario Productivo y, desde octubre de 2020, el BCB implementó una política monetaria expansiva para apoyar el proceso de la reactivación económica.

En la nueva edición del IPM, se describe el escenario internacional que se caracterizó por niveles de incertidumbre aún elevados, siendo el resurgimiento de la inflación global el evento que determinó el inicio del repliegue de los estímulos monetarios en la mayor parte de las economías, haciendo de las condiciones financieras menos favorables a nivel global.

No obstante, la mayor actividad de la economía mundial registrada en relación a 2020, repercutió favorablemente en el incremento de los precios y volúmenes de exportación, estos elementos, junto a las políticas de reactivación económica implementadas en Bolivia, dieron certidumbre a la población, propiciaron un superávit en la cuenta corriente después de seis años, permitieron la recuperación de las remesas familiares y el incremento de la Inversión Extranjera Directa (IED).

En el ámbito interno, el BCB dio continuidad a la política monetaria expansiva haciendo uso de instrumentos convencionales; pero, sobre todo, aplicando instrumentos no convencionales.

Destaca la canalización de los préstamos de liquidez con garantía del Fondo para Créditos destinados al Sector Productivo y a Vivienda de Interés Social (Fondo CPVIS II y Fondo CPVIS III), cuyas condiciones y plazos fueron revisadas para mantener niveles adecuados de liquidez en el sistema financiero y así promover el desempeño del sector productivo a partir de nuevos créditos.

Asimismo, se crearon nuevos instrumentos como el Fondo para Créditos destinados al Sector Productivo (Fondo CPRO), que en el corto y mediano plazo permitirá fortalecer a un más la orientación expansiva de la política monetaria.

Las expectativas del tipo de cambio se alinearon a la política cambiaria establecida por el ente emisor. La venta de dólares de las Entidades de Intermediación Financiera (EIF) al público se moderó notablemente, mientras que la compra de dólares de las EIF al BCB redujo considerablemente.

Además, la política cambiaria aplicada coadyuvó a contener las presiones inflacionarias externas, permitiendo registrar ganancias en competitividad comercial y posibilitó un mayor espacio de acción para la política monetaria.

En ese contexto, el IPM de enero 2022 destaca los siguientes hechos en el país:

-Recuperación sostenida de la actividad económica en torno al 8,9% al tercer trimestre de 2021.

– Inflación del 0,9%, la más baja de la región.

– Cuenta corriente superavitaria después de seis años.

– Recuperación de las remesas familiares.

– Expectativas del tipo de cambio estables.

– Repunte en la intermediación financiera.

– Elevados niveles de bolivianización financiera.

– Estabilización del nivel de reservas internacionales

En términos de perspectivas, el informe señala que las políticas monetaria y cambiaria continuará coadyuvando con la recuperación de la actividad económica, precautelando que los niveles de inflación se mantengan en niveles bajos y controlados. Se espera que, en 2022, el crecimiento de la economía boliviana se sitúe alrededor de 5,1% y la inflación sea en torno al 3,3%.

El IPM de enero 2022 puede ser descargado de la página www.bcb.gob.bo/webdocs/ politicasbcb/IPM

Sea el primero en opinar

Deja un comentario