mayo 17, 2022

Bolivia plantea realizar un trabajo conjunto integral contra las drogas en la Convención de Estupefacientes de la ONU

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Jaime Mamani, participó este martes del 65 Período de Sesiones de la Convención de Estupefacientes de Naciones Unidas, en la que planteó la importancia de trabajar de manera conjunta en la problemática de las drogas.

“La problemática de las drogas no es solo un problema de Bolivia, ni de la región andina de Sudamérica, sino del mundo entero, en el que intervienen países productores, de tránsito y consumidores, por lo tanto, es importante trabajar de manera integral y equilibrada entre todos los Estados (Sic)”, escribió el viceministro en sus redes sociales.

Durante su intervención indicó que el problema de las drogas en el mundo constituye un fenómeno complejo, dinámico y multicausal que genera efectos negativos en el desarrollo humano y en la convivencia social además que repercute en la seguridad social.

Explicó que Bolivia consolidó su modelo de lucha contra el narcotráfico con dignidad y soberanía, implementado tres estrategias y en los últimos 12 años se invirtió más de $us 1.000 millones logrando disminuir la producción ilícita de sustancias controladas.

Asimismo, aseveró que en la estrategia plasmada hasta el 2025 se tiene el presupuesto de $us 573 millones, lo que muestra la voluntad boliviana de luchar contra las drogas.

“El 2021, se aprobó la cuarta ‘Estrategia Contra el Tráfico Ilícito de Sustancias Controladas y Control de la Expansión de Cultivos de Coca 2021-2025’, con un presupuesto de 573 millones de dólares, esto implica que el país demuestra la voluntad política para combatir la problemática de las drogas”, detalló.

Recalcó que el Gobierno boliviano reactivó el Centro de Inteligencia Antinarcóticos (Cerian), como una respuesta al problema del narcotráfico a nivel regional con el fin de desarticular las organizaciones criminales transnacionales, por lo que también se retomó las relaciones bilaterales con Brasil, Perú, Argentina, Paraguay y Chile para realizar operaciones coordinadas y simultáneas en regiones de frontera por vía aérea y terrestre y fluvial.

Mamani ratificó el compromiso y voluntad política de Bolivia ante la Comisión de Estupefacientes, en coadyuvar en esta lucha desigual contra el tráfico internacional de drogas, en el marco de la responsabilidad compartida, respetando la dignidad y soberanía de los Estados.

“Mientras no haya políticas verdaderas de reducción de demanda por parte de los países consumidores, la problemática mundial de drogas permanecerá latente, seguirá siendo un desafío para todos”, señaló el viceministro.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario