mayo 17, 2022

Primer año de Lasso: escasa popularidad de un gobierno del y para el 0,1% de los ecuatorianos

Por Eloy Osvaldo Proaño *-.


Tras la protestas masivas de 2019 y bajo las recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI) gracias el viraje a la derecha del anterior presidente Lenin Moreno, el banquero Guillermo Lasso está cumpliendo un año como presidente de Ecuador, entre  privatizaciones y poca distribución de la riqueza y la persistente resistencia de las luchas campesinas y populares.

Una encuesta reciente de Perfiles de Opinión determinó que el 66.8% de los ciudadanos creen que la gestión de Guillermo Lasso es entre mala y muy mala. Un 48.43% la calificó de mala y un 18.37% de muy mala. El 28.76% calificó la gestión de buena: apenas el 2.06% opinó que es muy buena.

En Ecuador, el 0.1% de personas adultas tiene fortunas mayores a un millón de dólares (entre las que está Lasso) mientras que la pobreza creció a más del 27%, gracias a la evasión de impuestos; nuvas leyes económicas y tributarias, que son políticas en consonancia con los pedidos del FMI.

La políticas tributarias y económicas que favorecen al 0,1% de los ecuatorianos, si bien son impulsadas y aprobadas durante el gobierno de Guillermo Lasso, tienen una historia más larga relacionada al gobierno anterior de Lenin Moreno, que puso el país al servicio del FMI.

Lasso se hizo con el cargo el 11 de abril de 2021, en segunda vuelta electoral, tras sacar cinco puntos porcentuales de ventaja al candidato progresista Andrés Arauz. Era la tercera vez que optaba a la presidencia, tras perder contra Rafael Correa en 2013 y ante Lenín Moreno en 2017, y en esa ocasión logró con éxito ampliar su base de votantes más allá de la derecha tradicional

En casi 12 meses de Gobierno el presidente Guillermo Lasso ha realizado 12 viajes internacionales en busca de acuerdos comerciales y cooperación bilateral. En suma, el primer mandatario se ha mantenido fuera del país 64 días en total, a poco de cumplir su primer año de Gobierno.

Lasso navega en turbulentas aguas: Según la encuestadora Perfiles de Opinión la popularidad del Presidente Lasso ha descendido en un 40 por ciento, en parte gracias a los sucesivos escándalos desde su inclusión en los Pandora Papers, uno de ellos en el ministerio de Defensa, y a protestas de trabajadores y campesinos, y dimisiones en cascada en su gabinete.

Narco y cárceles

Entre  diciembre de 2020 a mayo de 2022 se han producido unos 400 asesinatos en las cárceles del país (más 44 en los primeros días de mayo). En los últimos años Ecuador se ha convertido en la autopista de la cocaína hacia Estados Unidos y Europa. Como resultado de los cambios de estrategia de los narcotraficantes colombianos, más de un tercio de la creciente producción de cocaína en Colombia llega actualmente a Ecuador.

En los centros carcelarios ecuatorianos operan varias bandas delictivas y cada una de ellas busca hacerse con el máximo poder de las cárceles y están ligadas al narco mexicano que controlan directamente el sistema carcelario, gracias a la corrupción de todo el sistema. Fausto Cobo, director de la institución que rige todas las cárceles en Ecuador, advirtió que la crisis en las prisiones es efecto de la influencia e infiltración del narcotráfico en todas las instancias del Estado.

A principios de mayo, al menos 44 presos murieron y 10 resultaron heridos, la mayoría de gravedad, tras un enfrentamiento  entre bandas rivales vinculadas con el narcotráfico en una cárcel de Ecuador, donde en medio de la situación 220 presos aprovecharon para fugarse. De los 220 fugados, 112 fueron recapturados por los uniformados en las afueras de la prisión.

Los escándalos, los ministros

 En abril acumuló cuatro bajas en su Gobierno en tan sólo 48 horas. A la dimisión presentada el martes por el ministro de Defensa Luis Hernández, se sumaron las de los titulares de Energía y Minas, Juan Carlos Bermeo; y de Agricultura, Pedro Álava, así como el de la secretaria de Derechos Humanos, Bernarda Ordóñez.

Hernández renunció tras el escándalo surgido al descubrirse que el cabecilla de una presunta red de captación ilegal de dinero, Miguel Ángel Nazareno,  más conocido como ‘Don Naza’, quien escapó de un operativo policial y días después apareció muerto cerca de una carretera. había ingresado varias veces a las instalaciones del Ministerio. Fue reemplazado por Luis Lara, exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas.

El conservador y retrógrado mandatario  ya había antricipado que vetará un proyecto de ley que debate el Congreso para regular el aborto en casos de violación, que fue despenalizado por la Corte Constitucional hace casi un año, al conocer que e la comisión legislativa de justicia planteaba  autorizar la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 22 semanas de gestación para las menores de 18 años y de máximo 20 semanas para las mayores de esa edad..

En abril de 2021, la Corte Constitucional despenalizó el aborto en todos los casos de violación al modificar la ley que solo permitía si la agresión ocurre contra una mujer con discapacidad o si existe peligro para la vida de la madre.

Peón del FMI

La pandemia ha dejado a tres de cada cuatro ecuatorianos en condición de pobreza o vulnerabilidad, mientras que las personas con mayores ingresos acapararon mayor riqueza. El Boletín Sobre Pobreza del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, de diciembre de 2021 señala que el 38% de la población del Ecuador vive en pobreza y en pobreza extrema, y sobrevive con menos de 2,85 dólares diarios.

Tras la pandemia de la Covid-19, el 10% más pobre de los ecuatorianos perdió el 35% de sus ingresos, mientras que el 2% más rico los incrementó. Según el Servicio de Rentas Internas las fortunas en conjunto de 303 grupos aumentaron de 128 mil millones a más de 131 mil millones de dólares entre 2019 y 2020, un crecimiento del 2%. Al igual que sus patrimonios se incrementaron en más de mil millones.

Los primeros lugares de esta lista los ocupan: Banco del Pichincha, Corporación Favorita, Almacenes Juan El Juri y Banco de Guayaquil, el de Lasso. El economista Jonathan Báez señala que su crecimiento económico se debe a que la balanza del juego tributario se inclina hacia su lado “todas las leyes están articuladas para que los grupos de poder no solo no sientan el impacto de una crisis financiera, sino para que salgan favorecidos de ella”.

En septiembre de 2021, el gobierno anunció un principio de acuerdo con el organismo para el desembolso de 2. 500 millones de dólares entre el 2021 y 2022. Lasso planteó una recuperación económica enfocada en la apertura de la economía, el recorte del gasto público y una reforma tributaria.

Una reconocida receta neoliberal que tenía como eslogan, “Que el costo de la pandemia recaiga sobre apenas el 4 % de la población, aquellos que más tenemos en el Ecuador”. Sin embargo las reformas planteadas distan mucho de este ofrecimiento.

El programa económico contempla un financiamiento total de 6.500 millones, de los cuales el FMI ya desembolsó 4.800 millones. Semanas antes de la fecha inicial para la curta revisión el FMI, el gobierno congeló los precios del diésel y de la gasolina extra, como respuesta a las protestas protagonizadas por los movimientos indígenas y los gremios de transportistas.

En este marco, la Reforma Tributaria comprende un suplemento fiscal requerido para el desembolso del FMI y la continuidad de las enmiendas que Lasso acordó con la entidad tras llegar al poder. La nueva ley, que se encuentra en vigencia desde el 1 de enero de 2022, está elaborada precisamente para cumplir con el primer requisito.

La reforma tiene como base un incremento en la recaudación del impuesto a la renta personal y la introducción de impuestos temporales al patrimonio, que aplica tanto para empresas como para personas naturales. Esta ley plantea recolectar 1900 millones, la proyección es de 800 en 2022 y alrededor de 110 millones en 2023. Pero, ¿a quién beneficia esta ley?

La economista Anahí Makaroff indica que los tributos no son simplemente una forma de recolección de recursos, también representan un territorio donde se ponen sobre la mesa los intereses de grupos sociales. En esta ecuación, aquellos grupos que concentran la riqueza, respaldados por leyes y políticas del Estado, no verán disminuida sus ganancias, siempre y cuando quien se siente en el poder sostenga este modelo a favor del 0,1% . En este caso, Guillermo Lasso.


Analista e investigador ecuatoriano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Sea el primero en opinar

Deja un comentario