agosto 12, 2022

Gogo Blues

Por Sergio Salazar Aliaga *-.


Esta es la tercera parte de mi encuentro con uno de los genios del rock nacional, Gonzalo Gómez. Vimos su vida, su llegada a Bolivia, repasamos Pateando al Perro y ahora nos toca una banda emblemática: Gogo Blues.

Manos a la obra

“Comienzo a armar Gogo Blues a finales de 2001, la primera formación fue con Martín Fox en la batería, Julio Jaime en el bajo, Freddy Mendizábal en el piano y yo en la guitarra.

Le puse Gogo Blues por Gonzalo Gómez, así de simple. Después muchos creyeron que estaba pensando en inglés, en ‘go go’ (del ‘vamos’), pero eso es un relato… igual salió otra historia como la de Pappo’s Blues.”

Atrapados en la máquina del tiempo

“La primer banda grosa de Gogo Blues es la que graba el primer disco, ‘Atrapados en la máquina del tiempo’, el que además de ser emblemático para la historia del rock nacional, tiene el toque de blues con guiños al hard rock.

En esta banda el vocalista era Christian Krauss, la armónica la tocaba ‘Panchi’ Maldonado, en los teclados estaba Freddy Mendizábal, Julio Jaime en el bajo, Guery Bretel en la batería y yo en la guitarra. En ese momento Ricardo Zelaya, dueño del Equinoccio, con quien armamos la banda, la llamaba la ‘Selección del Rock’, porque la veía como una selección donde iban los mejores, era como decir ‘con este equipo vamos al Mundial’.

En su repertorio había canciones como ‘A todos les toca su santo’, ‘No tengo por qué olvidar’, ‘La Paz’, ‘Cosas que me hacen mal’, ‘La obrera’, ‘Mosba Vlues’, ‘Che pescado’, ‘El blues del basurero’, ‘Olor a mierda’ y ‘El último blues’.”

No más problemas

“Después de grabar el disco Christian Krauss se fue a vivir a Alemania, Freddy Mendizábal se retira de la banda junto a Guery Bretel. Entonces remplazamos con Alex Zapata en la guitarra –hacemos dos guitarras– y entra Alejando Delius, quien era un chico que recién empezaba, con mucha capacidad. También entra Rocío Cuba, la corista de Llegas, en la batería Franz Fox, el hermano de Martín, ahora baterista de Octavia.

Con ese equipo grabamos el segundo disco: ‘No más problemas’.”

Vivo en el Equinoccio

“En ese tiempo nos presentábamos en el Equinoccio y empezó a suceder un fenómeno, todos tocaban menos yo: el Ale la comenzó a romper con Quirquiña, ‘Panchi’ con Atajo; y les dije ‘muchachos… agárrense bien, disfruten con sus bandas que voy a hacer una banda para mí’. Desarmo todo y hago un trío con Alexis Trepp y Carlos Ugarte, ahí grabamos el disco ‘Vivo en el Equinoccio’, donde invitamos al maestro Nicolás Suarez.”

Cosquín Rock

“El Nico se quedó a grabar el disco, hicimos un par de tocadas y se mantuvo con nosotros; se fue Carlos Ugarte y volvió Julio Jaime, y con esa formación fuimos a tocar al Cosquín Rock del año 2006.

Cosquín Rock es un festival de música que se lleva a cabo anualmente, desde 2001, en la provincia de Córdoba, Argentina, con una duración promedio de dos a tres días. Allí acuden artistas y grupos argentinos, así como músicos de países (especialmente hispanoparlantes) como Uruguay, España, Estados Unidos y muchos más. Actualmente es uno de los festivales de música más reconocidos del país, llegando a contar con la asistencia de más de 120 mil personas.

Después de nosotros fueron otros grupos como Fiesta Cuetillo, Matamba, Oíl y Los Bolitas.”

Hoy y Rojo Sangre

“Llegamos al Cosquín Rock porque nos invitaron, gracias a que mantenía algunas conexiones que se encontraban en Córdoba. Lo interesante es que con esa formación grabamos el disco ‘Hoy’. Después me di un año, y al volver armé Gogo Blues, de nuevo un trío, pero esta vez con Teto de Ugarte, baterista de Quirquiña, Julio Jaime y yo. Ahí grabamos el disco ‘Rojo Sangre’ y nos fuimos a tocar al segundo Cosquín Rock, el año 2011.

Se fue Teto de Ugarte y entró Benjo Chambi, que era base de Villegas, quien se enojó no sé de qué y se quedó con todas las fechas, y yo ya no pude tocar. Armé otra banda, soy un afortunado porque soy de los pocos tipos que durante casi dos años ha tenido dos formaciones distintas tocando en el mismo tiempo. La otra era un cuarteto con unos Chapacos, Daniel Subirana en la batería, Motete Zamora en la guitarra y Andy Burnet en el bajo; dos fines de semana tocaba con el trío y el otro con el cuarteto.

Hay un programa que se llama Rock con Altura, que lo dirigía Leo Chumacero, que está grabado y alojado en las redes; en el primer bloque toqué con una banda y en el segundo con la otra, estuve así hasta 2014.

Me fui a la Argentina tres años, a la vuelta hicimos el video en vivo, un DVD por los 20 años de Gogo Blues.”

Anécdota

“Con Gogo Blues hemos recorrido el país entero, esto tiene que ver con Bolivia misma, con lo cotidiano, y con ser una banda de a pie, nosotros nos trasladamos siempre en flota, y festivaleábamos mucho en todo el país, es algo que disfrutábamos.

Nos fuimos a tocar a Villazón, en el departamento de Potosí, frontera con Argentina, en el festival de rock más antiguo en Bolivia, el que, si no me equivoco, tiene una versión número 38. Nos invitaron a tocar ahí, en ese tiempo no había WhatsApp… entro a la compu y por ese medio nos comunicábamos, tampoco había teléfonos móviles. Entonces les digo a la producción que salíamos al día siguiente, en una flota que partía a las tres de la tarde. Esa fue mi última comunicación. A medianoche me llamó Benjo Chambi diciéndome que no podíamos viajar a esa hora porque tenía una reunión en el banco, y que lo más temprano que podía salir era a las 17: 30; busqué la última flota, que salía a eso de las 19: 00, y olvidé decirles a los de la organización lo del cambio de hora.

Cuando llegamos a Villazón nos bajamos de la flota y nos fuimos festival. La gente de la organización nos vio y comenzó a gritar: ‘¡están vivos!’. Nosotros no entendíamos lo que pasaba, nos mirábamos y los tipos emocionados, con lágrimas, algunos llorando. Preguntamos: ‘¿qué ha pasado?’. Y nos dicen: ‘la flota de las tres de la tarde se ha desbarrancado y ha muerto mucha gente, hay muy pocos sobrevivientes, nosotros pensábamos que venían ahí, estuvimos llamando, tratando de contactarnos con la empresa para saber cómo estaban, para saber si estaban muertos o vivos’.

Carajo, traigan chelas, a la 10 de la mañana, hay que celebrar por la vida: cuando no te va tocar, no te toca; cuando no es para voz… no hay otra explicación.”


  • Cientista político

Sea el primero en opinar

Deja un comentario