agosto 8, 2022

La OEA participó del golpe de Estado que consolidó a un gobierno de facto en Bolivia

• Redacción Central /

En el marco de la IX Cumbre de las Américas, el Estado Plurinacional denunció que la Organización de los Estados Americanos, OEA, participó en el golpe de Estado en Bolivia en noviembre de 2019, que consolidó a un gobierno de facto que reprimió y utilizó la fuerza letal cobrando la vida de 38 personas por impactos de bala.

El ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, dejó claro que la Organización de los Estados Americanos y su secretario general, Luis Almagro, no son garantes de la institucionalidad, del estado de derecho y del respeto a los derechos humanos.

“En nuestra dolorosa experiencia, la OEA participó en eventos como el golpe de Estado ocurrido en Bolivia en noviembre de 2019, que consolidó a un gobierno de facto en base a la represión violenta de la protesta social, con uso de fuerza letal, que terminó con la vida de decenas de bolivianos, que criminalmente y contra la democracia fueron asesinados” sostuvo.

Relató a los jefes de Estado, de Gobierno y cancilleres de ese encuentro regional en Los Ángeles, California, que la OEA gatilló la ruptura del orden constitucional con la llamada “auditoría electoral” en 2019. “Pedimos que se nos proporcione información de esa auditoría, no una vez ni dos, 11 veces hasta ahora. Pero no hay transparencia en la OEA de Almagro. Bolivia aún espera una investigación honesta e imparcial sobre lo ocurrido en esa supuesta auditoría electoral” precisó el canciller Mayta.

NO ESTAMOS OBLIGADOS

El Ministro de Relaciones Exteriores advirtió que esa amarga experiencia pone en peligro a que, en un futuro los mecanismos de esa organización ya no respondan a las necesidades de las naciones y de los pueblos de Latinoamérica.

“Al final, no estamos obligados a permanecer en donde no se reconocen nuestros derechos ni se puede hallar solidaridad o apoyo en tiempos de crisis. Por eso creemos que son necesarios cambios fundamentales antes de que sea demasiado tarde. Hay que repensar las instituciones y hasta los mismos instrumentos de integración americana” precisó.

SOBERANÍA

En ese contexto, el canciller Mayta a nombre del Estado Plurinacional, demandó respeto y el cumplimiento del principio de no intervención en los asuntos internos de los estados, por lo que cuestionó la exclusión de los presidentes de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Recordó que el postulado fundamental de la Carta de la Organización de los Estados Americanos expresa que cada país, cada nación, tiene el derecho a “elegir, sin injerencias externas, su sistema político, económico y social, y a organizarse en la forma que más le convenga y tiene el deber de no intervenir en los asuntos de otro Estado”.

“Rechazamos por eso la calificación unilateral sobre qué país es o no democrático, porque esa arbitrariedad es antidemocrática en sí misma, pese al discurso que pretende justificarla. (…) Que la sede de esta Cumbre sean los Estados Unidos, no le da la potestad para realizar exclusiones minando el espíritu de la Carta de las Naciones Unidas y otros documentos fundamentales para las relaciones internacionales” manifestó.

Sea el primero en opinar

Deja un comentario