octubre 22, 2020

ONU: Cuba llama a priorizar desarrollo económico y social

Naciones Unidas, 11 feb (PL) Cuba subrayó hoy que Naciones Unidas debe trabajar por la satisfacción de las necesidades de desarrollo económico y social para poder lograr la estabilidad política.

Ese objetivo «tiene que estar en el centro de las prioridades de la ONU y no puede continuar relegado», indicó el representante permanente de Cuba ante la organización mundial, Pedro Núñez Mosquera.

En ese sentido, reclamó medidas urgentes para corregir las desigualdades que persisten en las relaciones económicas internacionales, para lo cual «se impone una reforma íntegra y estructural de la arquitectura financiera y económica mundial».

El diplomático cubano habló este viernes en el Consejo de Seguridad durante un debate sobre el tema titulado Mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales: la interdependencia entre Seguridad y Desarrollo.

Núñez Mosquera opinó que la ONU ha puesto el énfasis particular de su labor en la búsqueda de la estabilidad política, a veces por vías cuestionables que laceran los principios de igualdad soberana de los Estados y no injerencia en sus asuntos internos.

Sin embargo, precisó, «ha obviado el hecho de que para lograrlo, hay que satisfacer las necesidades del desarrollo económico y social».

El embajador destacó como un hecho incuestionable que las responsabilidades del Consejo de Seguridad radican y se limitan al área de la paz y la seguridad internacionales y «no puede ocuparse de los temas del desarrollo económico y social que corresponden a otros órganos principales de la ONU».

Asimismo, recordó que las dificultades económicas y sociales que están en las raíces de muchos conflictos parecen ser ignoradas o desconocidas.

El diplomático advirtió que en estos momentos el monto total para las operaciones de mantenimiento de la paz se acerca a los siete mil 820 millones de dólares, 1,35 veces más que el presupuesto ordinario de la organización mundial.

No obstante, la agenda para el desarrollo presentada a solicitud de la Asamblea General ha sido preterida y la palabra subdesarrollo ha desaparecido prácticamente del léxico de las Naciones Unidas, aseveró.

Y al mismo tiempo el Consejo de Seguridad ha usurpado, con resultados desastrosos, muchas de las funciones que corresponden a otros órganos principales que tienen como responsabilidad los temas del desarrollo económico y social.

Agregó que el presupuesto de la ONU contempla solo poco más de 965 millones de dólares para las actividades en las esferas económicas y sociales, cuando más de mil millones de personas pasan hambre y cerca de 900 millones no saben leer ni escribir.

Además, señaló, 120 millones viven en la extrema pobreza, tres millones sufren escasez de agua, 150 millones de niños tienen bajo peso al nacer, 325 millones no asisten a la escuela y 33 mil mueren cada día en los países subdesarrollados de enfermedades curables.

Y a eso se suma el aumento de los precios de los alimentos y el crecimiento del endeudamiento externo que profundiza la crisis estructural de las economías de los países subdesarrollados.

Son las consecuencias del injusto orden económico internacional impuesto y que tiene que ser cambiado con urgencia por otro nuevo, más justo y equitativo, enfatizó.

Si cuatro décadas atrás la lista de países menos adelantados incluía 24 Estados, hoy suman 50, puntualizó.

En contraste, Núñez Mosquera apuntó que los gastos militares mundiales sobrepasan en la actualidad la cifra de mil 400 millones de millones de dólares, a lo que se gastaba en el llamado período de la guerra fría.

«Es precisamente de esa astronómica cifra de donde deben salir los recursos para el desarrollo», aseguró.

El embajador sostuvo que con poco más de la mitad de lo dedicado hoy por las principales potencias a los gastos militares se podrían lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio y fortalecer la paz y la seguridad internacionales.

Be the first to comment

Deja un comentario