octubre 28, 2020

World Press Photo ’11

La exposición sobre fotoperiodismo mundial que organiza hace varios años Sandra Boulanger, nos brinda la posibilidad de que la muestra pueda ser vista en nuestro país, mediante un pantallazo de lo que sucede en el mundo, en esta ocasión de lo que sucede con hombres y mujeres sometidos a circunstancias totalmente injustas, dramáticas y catastróficas.

La fotografía es una herramienta para visibilizar las culturas en el marco de la interculturalidad, de esa manera el World Press Photo, refleja una serie de hechos, situaciones, culturas e injusticias que se suceden en diferentes países del mundo.

De esa manera, cada año se lleva una muestra a todos los países que están dispuestos a divulgar diferentes aspectos de las realidades que viven los pueblos y las personas, se sabe que en muchos lugares es censurada, pero el Estado Boliviano a través del Ministerio de Culturas promueve la apertura de este tipo de espacios y compromete su continuidad.

Es valiosa la capacidad de convocatoria del World Press Photo en el mundo, para la muestra de este año, más de cinco mil fotógrafos de 125 países enviaron sus propuestas, de ellos tres eran compatriotas nuestros, a pesar de que ninguno de sus trabajos fue seleccionado igual vemos a nuestra tierra y sus tradiciones reflejadas en una de las fotografías de la exposición “las cholitas cachicanistas” del fotógrafo italiano Daniel Tamagni, uno de los ganadores de la muestra.

La exposición recoge los acontecimientos más destacados en el 2010, como el terremoto en Haití y China, lo combates callejeros en Bangkok, el vertido de petróleo en el Golfo de México y la violencia de las narcobandas mexicanas.

Es importante reflexionar sobre lo que estamos viviendo, sobre lo que está sucediendo en el mundo y esta exposición nos ayuda a visibilizar temas tan graves como la violencia hacia las mujeres, la discriminación y los derechos humanos.

La fotografía que ganó el primer premio del concurso, es una mujer joven afgana, Bibi Aisha, con la nariz mutilada como consecuencia de un castigo por huir de la casa de su marido. Obra de la sudafricana Jodi Bieber, quien publicó la misma en la portada de la revista Time, considerada como una imagen de gran valor periodístico y calidad excepcional, pero más aún, es una fotografía que denuncia lo criminal que llega a ser la violencia y el mal trato contra de las mujeres.

Esta es una clara muestra de la extrema violencia contra las mujeres en Afganistán que en mayor o menor medida viven las mujeres en todo el mundo, son imágenes que reflejan que la lucha contra la violencia necesita de nuestra atención constante, coadyuvando a superar la discriminación, el racismo y el machismo, en el marco de la interculturalidad, descolonización y despatriarcalización.

A pesar de las imágenes de dolor de clamor de ayuda y denuncia contra de las injusticias, seguimos pensando que otro mundo es posible.

Be the first to comment

Deja un comentario