octubre 24, 2020

Medios de comunicación asesinaron a líder bolivariano

Chávez se sometió a dos operaciones en Cuba sobre un tumor cancerígeno. Su ausencia temporal y la falta de información durante tres semanas, inició una campaña de las grandes corporaciones para dar indicios de desestabilización.

 

 

“Todo lo que va a ocurrir debajo del sol tiene su hora y su momento, esta es la hora de la vida, esta es la hora de la independencia definitiva de la patria venezolana” 1 exclamó el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías desde el balcón del Pueblo en el Palacio de Miraflores ante el recibimiento de miles de venezolanos que le esperaban gritando “¡Uh, ah Chávez no se va!” por volver a ver su rostro vital en directo después de tres semanas ausente tras las dos operaciones de urgencia sobre un tumor maligno a las que fue sometido en Cuba. Chávez tornó justamente un día antes de la celebración del Bicentenario de la Independencia de Venezuela contra el yugo del imperio español, el 5 de julio, no solamente para estar presente en una fecha histórica sobre la unidad nacional antiimperialista sino para poner fin a todo tipo de campañas de desinformación que especularon las grandes corporaciones mediáticas internacionales violando el famoso juramento hipocrático de la ética sanitaria, “no permitiré que entre mi deber y mi enfermo vengan a interponerse consideraciones de religión, de nacionalidad, de raza, partido o clase” 2

El “silencio” sobre su salud

Estos días en toda América Latina las páginas de los diarios se centraron en dos fenómenos. Una temática fue la Copa América de fútbol de 2011, el deporte rey continental, y el otro el estado de salud de Chávez, un líder político regional. Mientras los diarios informaban sobre el nacimiento del acontecimiento deportivo, contrariamente, muchos de ellos tergiversaban sobre una posible muerte de Chávez.

A inicios del mes de junio, Chávez empezó una gira por Brasil, Ecuador y finalmente aterrizó en Cuba, para firmar diferentes convenios bilaterales de cooperación. Justamente en la mayor de las antillas, tras la respectiva reunión diplomática, Chávez se expuso a un análisis médico y urgentemente fue ingresado el 11 de junio para someterse a una operación de cirugía sobre un absceso pélvico —una bolsa de pus en la parte inferior del abdomen—, como comunicaron las autoridades venezolanas. Después de esta breve información y sin publicarse nuevos datos oficiales durante las dos semanas posteriores sobre la recuperación de Chávez, se generó un silencio incómodo sobre su estado de salud. Ningún escrito de Chávez en el Twitter, la visita que tuvo de su hija Rosinés y sus tres nietos en Cuba, o incluso la simple expresión del Canciller Nicolás Maduro de que el Presidente “Batalla por su salud” 3, fueron indicadores que proporcionaron un camino fértil a los medios de comunicación de las grandes corporaciones internacionales para empezar a presentar hipótesis de la posible próxima muerte de Chávez con el objetivo de provocar previos indicios de inestabilidad política en Venezuela.

El 26 de Junio en una crónica del periodista Jorge Rueda publicada en diario Nuevo Herald, financiado por la extrema derecha cubana que reside en Miami, se explicita todo tipo de teorías sobre la salud de Chávez. “Algunas personas sospechan que Chávez ha sido diagnosticado con una enfermedad potencialmente mortal como el cáncer de próstata o de colono”, sin definir Rueda en ningún momento si esta afirmación la hacía algún sujeto en concreto sino simplemente utilizando el artículo indefinido “algunas”. El autor continúa desinformando sin ninguna objetividad periodística con la meta de provocar cierto clima político contrario a Chávez afirmando que hay “aquellos que señalan que su enfermedad es un fenómeno publicitario de cara a los comicios presidenciales del 2012”. 4

Otros medios de comunicación como el diario español EL PAIS, que pertenece a la transnacional del Grupo PRISA, una de las principales corporaciones de la información que domina los mercados latinoamericanos —antes controlaba el diario La Razón— y donde está asociado el multimillonario venezolano y antichavista Gustavo Cisneros, no solamente conspiró también sobre la salud de Chávez sino que además creó un imaginario despectivo sobre la consolidación de cierta “dinastía familiar” afirmando que Adán Chávez, el hermano del Presidente y gobernador del estado de Fariñas, “ha empezado a ser considerado como el eventual sucesor de Hugo Chávez, en caso de que no se recuperara de la enfermedad” 5. Esta construcción repite la estrategia que se utiliza constantemente tergiversando contra Cuba etiquetándola de “régimen sanguíneo de los castrista”, y aún mas tras la substitución de Fidel Castro como Presidente de Cuba por su hermano Raúl, otro líder histórico guerrillero de la Revolución de 1959. Como de costumbre, Cuba en este suceso saludable de Chávez no se ha librado tampoco de cierta desinformación de los medios. EL PAIS haciendo eco de una noticia publicada en un diario catalán, El PERIÓDICO de CATALUNYA, exponía que según supuestas fuentes diplomáticas venezolanas “Chávez fue operado erróneamente por un médico cubano”. El intento no fue otro que culpabilizar al sistema sanitario de Cuba, público completamente, como causante de la situación alarmante que sufría la salud del Presidente Chávez, no solo para desprestigiar internacionalmente la valorada medicina cubana sino para generar indicios de posibles enfrentamientos entre los dos pueblos hermanos unidos políticamente contra la globalización neoliberal en la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), dado que miles de médicos cubanos siguen haciendo atención diaria y gratuita en muchos de los barrios pobres de Venezuela. También la nota periodística, con simple suposición y sin ética periodística, intenta desacreditar a los doctores y doctoras cubanas afirmando que para salvar en última instancia la vida de Chávez tuvo que intervenir en La Habana un médico español, “el candidato sería José Luís García Sabrido, miembro de Cirugía General III del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, quién rompió en 2006 las complicaciones de Fidel Castro después de varías intervenciones falladas” 6.

El mismo Chávez informó a la nación venezolana desde Cuba leyendo un comunicado emitido en directo por radio y televisión, que el absceso pélvico que sufría se convirtió en un tumor cancerígeno, y tuvo que ser intervenido dos veces. Esta información fue proporcionada al pueblo venezolano el 30 de junio, 21 días después de su ingreso médico. ¿Por qué el gobierno venezolano mantuvo el silencio? Un silencio del que se pudo aprovechar la derecha para especular en sus propios medios de comunicación sobre la salud de Chávez, abriendo puertas y creando un sentimiento social de incertidumbre política en Venezuela.

La izquierda retrocede con funerales

Los Mass Media de las grandes multinacionales de la comunicación no son ignorantes en estrategias de desestabilización, y si actúan en cierta dirección de desinformación es por que identifican un vinculo arraigado entre el pueblo y su líder, entre los desfavorecidos de Venezuela y Hugo Chávez. Dos actores que son complementarios entre si, faltando uno de ellos el otro se derrumba. El pueblo, conformado por millones de personas es difícil eliminarlo en un santiamén, pero a una persona, Hugo Chávez, es algo más efímero.

Hacer desparecer a un líder para desunir o desorientar a una comunidad es una estrategia tan antigua que aparece en miles de historias bélicas, una de ellas es el colonialismo español en América Latina. En 1532, cuando el colonizador Francisco Pizarro llegó con sus tropas a Cajamarca mandó una orden para conversar con el emperador Inca Atahualpa. Convencido de la seguridad de la reunión, Atahualpa acudió al encuentro con Pizarro en la Plaza Central. Vis a Vis y tras el saludo inicial de la conversación, el Fraile Vicente Valverde le entregó una Biblia al emperador Inca para que aceptase el cristianismo y se pusiese a disposición del Rey Carlos I. Tras el rechazo de Atahualpa y arrojar la Biblia, Pizarro ordenó a sus militares escondidos y traicionando a Atahualpa apresarlo. Unos meses después Pizarro decidió asesinarlo para eliminar las resistencias indígenas a favor de su liberación, y sobre todo, hacer desaparecer al líder dado que era el motivo que generaba la unión de la lucha del pueblo Inca contra el colonialismo español. Desaparecido en vida Atahualpa, todo y continuar ciertas resistencias, el pueblo Inca quedó dividido y con mayor docilidad sobre el imperio español.

En historias más recientes y cercanas al socialismo contemporáneo, las muertes de diferentes líderes han generado crisis a la ideología marxista o a sistemas de economía planificada. Con la muerte de Lenin en 1924, 7 años después del triunfo de la Revolución Rusa, se generó una gran división, no solo en el gobierno soviético sino también en el comunismo internacional, entre los seguidores de Stalin y los de Trotsky. Mientras Stalin, como Presidente de la URSS, seguía con la III Internacional, Trotsky exiliado en México construyó la IV Internacional en 1938. Esta bifurcación en el marxismo internacional conllevó a grandes impactos negativos en otros escenarios como la división de la izquierda española en plena Guerra Civil (1936-1939). Mientras el golpe militar liderado por Francisco Franco seguía invadiendo partes de la Península Ibérica y suprimiendo al gobierno de la II Republica, en las trincheras de resistencias se enfrentaba internamente y bélicamente el pueblo español entre la organización trotskista del Partido Obrero de Unión Marxista (POUM) y el estalinista del Partido Comunista de España (PCE). Una dura división que fue un indicador más de la dura derrota que hizo sufrir al pueblo español más 36 años de dictadura fascista. Otro aspecto, tras la muerte de Stalin en 1953, después de finalizar la II Guerra Mundial y la conformación de los dos bloques internacionales, el capitalista y el socialista, el comunismo volvió a vivir un paso atrás con el XX Congreso del PCUS, donde el nuevo máximo dirigente de la URSS, Nikita Kruschev no solamente desestalinizó el Partido y otras formaciones internacionales sino que promulgó la coexistencia pacífica entre el comunismo y el capitalismo, contradiciendo la lucha del internacionalismo, un principio marxista.

Otra muerte que generó pugnas internas fue el fallecimiento del líder comunista chino Mao Tse Tsung en 1976. Altos dirigentes del Partido Comunista Chino, conocidos como la Banda de los Cuatro, fueron detenidos como culpables de excesos cometidos en la Revolución Cultural, entre ellos la mujer de Mao, Jian Quing. El sustituto del Presidente fue Deng Xiaoping, y la purga fue dirigida para evitar que el maoísmo clásico continuase en el poder y consecuentemente poder abrir la economía china al mercado capitalista internacional.

La muerte de líderes sin un proceso de sustitución paulatino ha provocado a lo largo de la historia desestabilizaciones, tanto en las luchas populares como en los gobiernos socialistas, generando nuevas divisiones. Actualmente en Venezuela y en la Unidad de América Latina contra el imperialismo norteamericano, Chávez no tiene substituto como líder pero como humano cualquier día puede desaparecer. Un día inesperado que podría provocar conflictos internos y enfrentamientos tanto en la izquierda nacional como internacional,… donde los únicos beneficiarios sean las elites capitalistas, como se ha repetido en la historia (Estado español, Rusia, China,…).

¿Y si se muriese el líder?

Las palabras no son simplemente una visión personal, o lo que algunas interpretaciones pueden considerar una aberración teórica. El mismo analista político Adrian Salbuche en una entrevista a un medio de comunicación exclamó que “a Estados unidos le encantaría ver la desaparición de Hugo Chávez dado que es difícil de reemplazar ya que toda la Revolución Bolivariana se ha basado en su figura. Además mucha gente en América Latina ve la figura de Chávez como la imagen opositora a la política intervencionista de Estados Unidos en todo el continente 7”. Guste o no, la ética política a veces debe estar por delante de la ética cultural o religiosa para analizar la coyuntura nacional, y la cuestión de la muerte debe ser un tema trascendental en la agenda ¿Qué pasaría si ahora Chávez muriese? Venezuela es un modelo de transición hacia el socialismo mediante un proceso reformista, no de corte armado revolucionario. Este camino no rupturista ha contaminado, en una parte, al gobierno con la inserción de oportunistas, e incluso la formación dominante, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), ha sido plagado de una clase media de “socialismo de careta” que hasta ahora residen muy contentos con el gobierno de Chávez gracias a las ganancias obtenidas en sus propiedades de producción por el cambio de un capitalismo trasnacional a un modelo de desarrollo nacional con amplias áreas de libre mercado todavía. Posiblemente este sector sería el que paralizase con la ausencia de Chávez todo un proceso de cambio para estancarlo finalmente en un capitalismo nacional, con algunos indicios de política económica keynesiana, es decir, el estado regularía mecanismos de la economía para controlar sus desviaciones ya que el modelo neoliberal fracasó en los años 80 y 90. Esa clase meda oportunista es la principal amenaza en Venezuela, dado que es más difícil de identificar sus intenciones, por su demagogia y discordancia entre teoría y práctica, y no tiene el desprestigio de la derecha neoliberal opositora. Hablan de socialismo pero con bolsillos de dólares llenos. La alerta esta en marcha.

Otro elemento más allá de las fronteras internas de Venezuela, es el regionalismo latinoamericano. Chávez con su proyecto bolivariano de integración de los pueblos de América Latina ha hecho de Venezuela un bastión de lucha contra el imperialismo, no solo creando unidades macroestatales de comercio alternativo como Petrocaribe o el ALBA-TCP, entre otras, sino también estructuras políticas integracionistas como UNASUR y el nuevo proyecto de CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños). La CELAC es un nuevo organismo regional intergubernamental creado en febrero de 2010 por 32 estados de América, quedándose fuera del proyecto Estados Unidos y Canadá, dos actores del G-8. Justamente Venezuela iba a ser la anfitriona de la III Cumbre de la CELAC que se iba a inaugurar el 5 de julio, pero la posible ausencia de Chávez hizo anular la reunión con anticipación. Su postergación no fue por la falta del líder del país anfitrión, sino por ser el líder de un programa latinoamericano antiimperialista. Proyecto convergentes con su modelo se fueron expandiendo soberanamente y paulatinamente por América Latina, con la victoria de Evo Morales, Rafael Correa, y se ira percibiendo el camino de Ollanta en El Perú,..

.

El Bicentenario de la Independencia de Venezuela se compuso de un desfile masivo cívico-militar conmemorando la unión entre el pueblo y el estado. Un desfile de miles de personas unidas por una figura, la de Hugo Chávez. La pregunta retórica y con simples hipótesis de respuesta; ¿se hubiese mantenido esa unión para seguir luchando por la segunda independencia de Venezuela y toda América Latina si se hubiese apagado la luz del Comandante? Trabajemos las hipótesis para un posible futuro, que no se hagan silencios y luego lleguen las sorpresas.

1    http://www.cibaoaldia.com/chavez-afirma-%E2%80%9Cesta-es-la-hora-de-la-independencia-definitiva-de-la-patria%E2%80%9D/

2    http://es.wikipedia.org/wiki/Juramento_Hipocr%C3%A1tico

3    http://contrainjerencia.com/index.php/?p=20935

4    http://www.elnuevoherald.com/2011/06/25/968022/avalancha-de-rumores-copan-atencion.html

5    http://www.elpais.com/articulo/internacional/hermano/mayor/mentor/mandatario/gana/protagonismo/crisis/elpepiint/20110630elpepiint_1/Tes

6     http://www.elpais.com/articulo/internacional/prostata/colon/cancer/avanzado/elpepiint/20110703elpepiint_4/Tes

7    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=131364&titular=qué-hay-detrás-de-la-campaña-sobre-la-salud-de-chavez-

Be the first to comment

Deja un comentario