octubre 23, 2020

TIPNIS: la necesidad del diálogo

Últimamente se ha generado una discusión respecto a la construcción de una carretera que pasaría por el TIPNIS (Territorio Indígena del Parque Isiboro Secure) que a su vez ha planteado la necesidad de llevar adelante un debate nacional respecto al tipo de desarrollo que permita lograr el “vivir bien” en armonía con la naturaleza.

A falta de acuerdos y de dialogo se inicio la marcha liderizada por representantes de algunas comunidades que habitan el TIPNIS rechazando el tramo tres del proyecto carretero que intentaba cruzar el corazón del parque (alrededor de 55 kilomentros).

Varios fueron los intentos del gobierno por retomar el dialogo con los representantes indígenas pero al rechazo de la construcción de la carretera, se sumaron 15 puntos que alcanzaban demandas que no tenían nada que ver con el TIPNIS y que incluso algunas estaban relacionadas con la educación y la salud e implicaban la necesidad de que el Estado llegue a las comunidades indígenas por medio de la integración caminera entre otros.

“Recojo el sentimiento del pueblo boliviano manifestado en marchas, entiendo su dolor”, de esa manera el presidente Evo Morales, además de disculparse por la represión violenta efectuada por la policía contra integrantes de la marcha que vulnero los derechos de mujeres y hombres indígenas que estaban junto con sus niños y niñas, suspendió la construcción de la carretera por el TIPNIS hasta realizar una consulta a las sesenta y nueve comunidades que se encuentran en mencionado tramo.

En la declaración de las naciones unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas que es ley en nuestro país el art. 32 expresa la necesidad de la consulta previa, libre e informada en relación a cualquier obra o proyecto que afecte a sus vidas, su cultura, su tierra y su territorio.

En este sentido, el Presidente Morales ha sido claro sobre la voluntad política de escuchar las propuestas y realizar la consulta con la metodología que se acuerde de manera conjunta.

Debe haber una metodología clara en la que se registre a toda la gente que habita el TIPNIS, revisar los estudios de impacto ambiental, los efectos sociales, económicos, culturales a favor y en contra que implicaría la construcción del tercer tramo de la carretera.

Esta consulta hay que realizarla de manera conjunta y obviamente, respetando lo que decidan los pueblos indígenas que habitan la zona, porque de eso se trata de saber cuáles son las demandas y propuestas de la gente que vive en el corazón del TIPNIS y que se van a ver afectados para bien o para mal con esta obra.

Que sea el diálogo el que nos encuentre y la fuerza de la palabra con compromiso la que nos una, por una cultura de paz y “el vivir bien” de todos y todas.

Be the first to comment

Deja un comentario