septiembre 22, 2021

Corazones azules laten por el mar

Más de 10 mil corazones latieron en “Voces por el Mar” primer festival de música en la que las y los jóvenes a través de su música y emoción le gritaron al mundo que Bolivia quiere una salida soberana al océano pacífico.

Corazones azules como el mar que afirman que la reivindicación marítima se ha convertido en una meta y parte fundamental de la política del gobierno del Presidente Evo Morales. La misma lleno de emoción al público que entonó la Marcha Naval, sabiendo que nuestro sueño se concretará si lo hacemos unidos.

Y así lo entendieron los artistas desde el momento en que decidieron ser parte del equipo “Voces por el Mar”. Matamba, Atajo, Deszaire, Tejilah, Ignacio Val, Animal de ciudad, Llajwa, Devinilos y Germán Cassal, con sus voces y notas despertaron en cada boliviano y boliviana este sentimiento reivindicativo, soberano y solidario en el concierto gratuito realizado en la plaza de San Francisco el pasado viernes.

Este festival de música marca el inicio de muchas actividades enfocadas a sensibilizar y fortalecer el sentimiento patriótico de recuperación marítima. Se prevé la realización de una serie de conciertos similares en diferentes partes del país, además la puesta en escena en otros géneros musicales y expresiones artístico culturales.

El pedido de una salida soberana al mar no se resume a un desfile cívico en marzo o la iza de una bandera, es una lucha de 365 días al año, una estrategia integral donde todos debemos participar y gritar al mundo que el mar es nuestro.

La construcción de una Bolivia digna continúa, “Voces por el mar”, es la búsqueda de la sensibilización de nuestra juventud y de toda la población, respecto a la necesidad de una Bolivia con salida soberana al mar. Mar para Bolivia significa mejorar las exportaciones y el comercio de nuestros productos, la integración con el mundo, mayores ingresos, mas desarrollo y nuevos destinos turísticos.

Uno de los jóvenes que saltaban al ritmo de la música decía: “que manera de hacer escuchar al mundo que merecemos una salida soberana al mar”. Solo los bolivianos y bolivianas podemos entender lo que este pedido significa, solo nosotros podemos entender lo que es un corazón azul latiendo de esperanza.

Recordemos que Bolivia fue enclaustrada geográficamente desde fines del siglo XIX, cuando perdió 400 kilómetros de costas y 120 mil kilómetros cuadrados de territorio en la guerra con Chile y hoy propone una política pacífica y de dialogo para buscar una salida soberana al pacifico.

Be the first to comment

Deja un comentario