diciembre 8, 2021

Intérpretes perversos

Se fue un guerrero de la luz, un militante del ELN, un militante de la vida. Lamentablemente los buitres no han esperado mucho para pretender despedazar su vida y sus ideas. Una antojadiza interpretación de una de sus últimas notas, está siendo arteramente utilizada para “demostrar” que Antonio Peredo se encontraba desengañado del proceso de cambio.

Con el mejor sentido de oportunidad, los verdaderos desengañados quieren llevar las aguas para sus molinos destituyentes, no tienen dignidad, ha quedado demostrado, y la ética está fuera de sus pensamientos.

Son tan torpes que ya han sido rechazados, sus abundantes textos, por antiguos amigos “Te pido, entonces, que nos saques de tu mailing general”, le dicen a uno de ellos, que ha confundido la cantidad con la calidad, convencido de que ya nadie le toma en cuanta se atrevió a utilizar la figura y texto de Antonio Peredo para legitimar sus extraviadas ideas.

Respecto al entrañable compañero Antonio Peredo, podemos señalar que nadie como en él en la izquierda boliviana, comprendió que estábamos en un cambio de los actores “es tiempo de escuchar a los compañeros indígenas” explicaba dando el sentido de las acciones.

Como buen guevarista siempre se movía entre la práctica y el planteamiento teórico, como el Che escribió poesía, ensayos y muchas notas de interpretación de los momentos políticos que hemos vivido.

Los que ahora quieren aprovechar el río revuelto para capturar algunos peces olvidan que una de las cualidades de Antonio ha sido la fidelidad y coherencia, y como todo buen marxista practicaba la autocrítica, en esa medida se explica la nota que pretende ser utilizada como un posible desengaño.

La autocrítica, esa herramienta olvidada por los que se muestran como únicos y auténticos revolucionarios, protegidos de la Pachamama y los apus andinos, siempre formó parte de su práctica cotidiana, no podemos olvidar los debates respecto al ELN, al PRTB, al FRI, y las coyunturas, las propuestas de repliegues y resistencia, siempre con la esperanza en el futuro, a esa práctica de vida corresponden sus opiniones del actual proceso, deben ser leídos en ese contexto, no en el desprendimiento interesado y falseado de quienes tienen una manifiesta chatura en el análisis y el respeto a las ideas.

Ayer fue Domitila hoy Antonio entrañables compañeros que se van caminando por el sendero del Che, camino lleno de piedras, de arenas movedizas y de falsos intérpretes.

*          Camilo Katari, es escritor e historiador potosino

Be the first to comment

Deja un comentario